Los escombros de la administración de justicia

Faltan epítetos para calificar a los bandidos que metieron las manos en la justicia, prostituyéndola, y sobran ganas de sacar a empujones de sus despachos a los servidores públicos que se venden por un plato de lentejas.