Jueves, Noviembre 23 2017

.

En un futuro, no muy lejano…

La utilización de estos medios para la promoción del paro llevó a la ministra de comunicaciones PALOMA VALENCIA a anunciar que el gobierno suspenderá el uso de TWITTER Y FACEBOOK en las principales ciudades y ejercerá un estrecho control sobre la información difundida en internet.

En un futuro, no muy lejano…
Crédito de foto: Especial para 90minutos.co

Vestido de negro y con una corbata del mismo color el ministro de justicia de Colombia, FERNANDO LONDOÑO HOYOS, hizo trizas los acuerdos de paz suscritos entre el gobierno del expresidente JUAN MANUEL SANTOS y las guerrillas de las FARC y el ELN. Tal y como lo prometiera en Mayo de 2017, LONDOÑO, rompió los textos originales de los acuerdos ante la plenaria del senado de la república, donde presentó varios proyectos de ley que buscan revocar las leyes aprobadas mediante el famoso FAST TRACK.

Infructuosamente un grupo de senadores se dirigieron al presidente de la corporación exigiéndole que evitara la destrucción de dichos documentos alegando que constituía una afrenta al país y de paso un delito penal. Las mayorías parlamentarias integradas por la bancada uribista, el Nuevo Partido Conservador del exprocurador ALEJANDRO ORDÓÑEZ, el Ala Cristiana del Liberalismo de la senadora VIVIANE MORALES aplaudieron al ministro y corearon el eslogan que utilizaron durante la campaña: “¡HAGÓMOSLO TRIZAS!”.

Mientras tanto en la Plaza de Bolívar, un batallón del ESMAD disolvió la multitud que se había congregado para evitar que la estatua de Simón Bolívar fuera reemplazada por un busto en bronce, a prueba de balas, del vitalicio senador ÁLVARO URIBE.  El grupo anti-motines utilizó “gas diarreico” y bolillos eléctricos, que como se recordará fueron propuestos por el asesor presidencial FRANCISCO SANTOS, para contener las enormes movilizaciones antigubernamentales que se vienen adelantado en todo el país a favor de la paz.

[Lea también: En Cali se prohíbe a los estudiantes asistir a la escuela. ]

Amnistía Internacional denunció que la fuerza pública colombiana está utilizando elementos tóxicos y armas letales en contra de las personas que ejercen el derecho a la protesta social. Al respecto el exvicepresidente ANGELINO GARZON, hoy asesor en temas comunitarios del gobierno, respondió que “una cosa es la protesta social y otra la ‘guachafita’ y que el gobierno tenía la obligación de defenderse de los zarrapastrosos que buscan crear el caos, el terror y la cizaña”.

Desde el exilio, HUMBERTO DE LA CALLE, exigió al Fiscal General de la Nación que investigara la desaparición y muerte de centenares de líderes sociales y defensores de Derechos Humanos, ocurridas desde la firma de los acuerdos de paz, advirtiendo que se trata de una acción emprendida por grupos de extrema derecha. Durante una reunión con empresarios y banqueros, el fiscal NÉSTOR HUMBERTO MARTÍNEZ respondió que se trataba de hechos aislados y que la mayoría de las muertes se debían a problemas pasionales y agregó que las desapariciones obedecían a casos de padres irresponsables que abandonaban el hogar para no cumplir con sus obligaciones.

El próximo martes se tiene previsto un paro cívico nacional, convocado a través de las redes sociales por líderes de izquierda que permanecen en la clandestinidad o exiliados. La utilización de estos medios para la promoción del paro llevó a la ministra de comunicaciones PALOMA VALENCIA a anunciar que el gobierno suspenderá el uso de TWITTER Y FACEBOOK en las principales ciudades y ejercerá un estrecho control sobre la información difundida en internet. Recordó que mediante un decreto del ejecutivo quedó prohibida la difusión de propaganda antigubernamental, así como la utilización de memes que hacen burla de los miembros del gobierno. La ministra justificó la medida, pero dejó claro que está acostumbrada a las burlas y que poco o nada le afectan.

La nueva ministra de la moral y las buenas costumbres VIVIANE MORALES, expresó por su parte, que “ya es hora de restringir el derecho a la movilidad de homosexuales, solteros, prostitutas, madres cabeza de familia y ateos, quienes a no dudarlo están detrás de las marchas y los desórdenes”, agregó “que mientras haya un solo homosexual en las calles todos los ciudadanos correctamente cristianos corremos peligro.”

Desde el inicio de la ola de protestas contra el gobierno de extrema derecha, a quien la oposición acusa de haber instalado una dictadura, han muerto centenares de personas en diferentes ciudades del país y registrado un número indeterminado de heridos.

[Lea también: La marcha del 1 de abril y la defensa de la cleptocracia ]

El ministro del interior JOSÉ OBDULIO GAVIRIA negó este balance y sostuvo que si se han presentado muertos es debido a enfrentamientos armados entre los propios manifestantes, “esos comunistas son capaces de cualquier cosa, hasta de suicidarse en una marcha con tal de desprestigiar al gobierno”, afirmó durante un conversatorio con desmovilizados de las autodefensas, llevado a cabo en Carepa, Antioquia.

GAVIRIA también anunció que se prohibirá el ingreso de miembros de la prensa internacional empecinados en desprestigiar al país y defendió el cierre de varias emisoras y blogs que a su juicio estaban incitando a los disturbios mediante comentarios difamatorios en contra de los líderes del Estado Comunitario.

Después de haber logrado una relativa paz política y social, Colombia se ha visto inmersa en un espiral de huelgas y movilizaciones ciudadanas en todo el país y enfrenta el resurgimiento de grupos paramilitares que operan abiertamente. Durante una reunión con embajadores de Venezuela, Ecuador y Brasil, llevada a cabo en la Casa de Nariño, donde se trató el problema de las hordas de colombianos que han buscado refugio, la ministra de relaciones exteriores MARÍA FERNANDA CABAL, bautizada por el presidente de la república como “la cara amable de Colombia”, sostuvo “que el Ejército colombiano recobró su capacidad letal, con el actual gobierno” y enfatizó  “que en la lucha contra el comunismo internacional se deben buscar alianzas estratégicas, que no son propiamente con hermanitas de la caridad.”

Antes que fueran prohibidas las encuestas en el país, se supo que el 70 por ciento de los colombianos considera que la campaña que llevó al triunfo al uribismo en las presidenciales estuvo basada en mentiras sobre los acuerdos de paz; el 69 por ciento cree ahora que hubiera sido mejor defender los acuerdos de paz; el 75 por ciento siente miedo de vivir en Colombia; el 80 por ciento considera que es mejor guardar silencio para evitar represalias y el 90 por ciento está seguro de que regresó la violencia política con más fuerza que antes de las desmovilizaciones de las Farc y el ELN.

Este es un informe desde la clandestinidad para TEMA APARTE.

La opinión de los blogueros no refleja el pensamiento editorial de 90minutos.co

Vea también :

 

 

Acerca del Autor

Elmer Montaña

Caleño, padre de familia, abogado santiaguino especialista en D.I.H y cultura de paz, derecho administrativo. Ex fiscal, profesor universitario, asesor y consultor, defensor de derechos humanos y director ejecutivo de la Fundación Defensa de Inocentes.

Noticias Relacionadas