viernes, octubre 16 2020

.

¿En qué temas deberían concentrarse los mandatarios electos de Cali y el Valle del Cauca?

Expertos consultados por 90 Minutos advierten que la campaña terminó y las rencillas deben quedar atrás. Seguridad, movilidad, estrategias para crear nuevos empleos y el mejoramiento de la competitividad para la región, aspectos cruciales en los que tanto Jorge Iván Ospina como Clara Luz Roldán deberán enfocarse. Análisis de lo que está por venir. Por Gerardo Quintero: Jefe de Reacción 90 Minutos.

¿En qué temas deberían concentrarse los mandatarios electos de Cali y el Valle del Cauca?
Crédito de foto: Especial para www.90minutos.co

La reconstrucción del tejido social, una clara apuesta por mejorar la infraestructura vial de Cali y el departamento, el desarrollo social de Buenaventura y estrategias cumplibles para garantizar la seguridad de la región son algunas de las propuestas que plantearon expertos consultados por el Noticiero 90 Minutos, que indagó cuáles deberían ser los temas en los que los mandatarios electos deberían enfocarse.

Tras una campaña salpicada de escándalos, guerra sucia y mucha virulencia en redes sociales, los caleños y vallecaucanos eligieron sus representantes el pasado 27 de octubre. Ahora lo que queda para Jorge Iván Ospina y Clara Luz Roldán será cicatrizar heridas que continúan abiertas producto de una campaña muy agresiva como pocas en la historia de la ciudad, y convertirse en los motores que impulsarán a la ciudad y al departamento por la senda del desarrollo.

Y es que como dice Osiel Villada, columnista y jefe de redacción de El País digital, “las descalificaciones, los tuits llenos de mentiras, las proclamas de verdad revelada, los pregones del ‘quítate tú, pa’ ponerme yo’, la gazapera en que estuvimos durante los últimos meses no aportan nada. Hay que dejarla atrás. Calmate, Cali. Hay mucho por hacer. Y es hora de ponernos a trabajar”.

Ospina y Roldán tienen que pasar la página y entender que son los mandatarios de quienes los eligieron, pero también de quienes votaron en su contra. Esta no es la hora de revanchas y muchos menos de seguir actuando como candidatos. Por eso la invitación de todos los expertos consultados es dejar atrás los resquemores de una jornada electoral agotadora y concentrarse en las razones por las que fueron escogidos.

Quizás por esa razón Olga Lucía Criollo, editora de la sección política de El País, expresó que lo más importante ahora es recuperar la armonía fracturada de la ciudad. “Más allá de los grandes proyectos que se deben emprender en varias áreas, necesitamos con urgencia de un gran liderazgo colectivo encaminado a rescatar el amor de quienes viven en Cali por la ciudad. Cali me recuerda la Bogotá de tres décadas atrás, la gran capital que era habitada por personas provenientes de muchos rincones del país, pero a la que nadie quería. El gran logro del profesor Mockus fue convencer a todas esas personas, aunque no fueran nacidas en Bogotá, de que se enamoraran de ella como la ciudad donde estaban construyendo sus proyectos de vida, y creo que ese es una gran dolencia de Cali”.

Para la comunicadora que tiene en su mochila de reportera varias elecciones populares cubiertas, la ciudad urge de un alcalde que logre convocar a todas las fuerzas vivas de la ciudad, alrededor de un proceso de amor por Cali, que lleve a que cada ciudadano se sienta responsable por el cuidado de la ciudad y por lo que pasa en ella. “Solo así, entonces, el camino estará abierto para que las soluciones en materia de movilidad, e incluso de mitigación de la violencia, puedan tener eco en la capital del Valle”.

Po su parte, el también periodista Darío Gómez, Coordinador de noticias y conductor del programa ‘Cali Hoy por Hoy’ de Caracol Radio, considera que tanto Jorge Iván Ospina como Clara Luz Roldán deben enfocarse en tareas urgentes como la generación de plazas laborales, especialmente para la población joven que se ha visto golpeada por el desempleo. “Y no un empleo para pocos solo con el fin de mostrar que se está cumpliendo con esa tarea, sino proponerse metas masivas de generación de trabajo digno y bien remunerado”, enfatizó Gómez. En igual sentido, sostiene que se hace indispensable retomar políticas para lograr cupos en las universidades que se destinen a  jóvenes de poblaciones vulnerables.

Para el comunicador el rescate de los espacios públicos es otras de las tareas que se requieren con urgencia. “Un ejemplo de ello es el corredor verde paralelo a la línea férrea desde la conexión con la Avenida Simón Bolívar hasta el norte”. Además, aclara Darío Gómez, es necesario terminar las megaobras que ya fueron pagadas por la mayoría de los caleños vía contribución.

“Pero igualmente es indispensable emprender una política frente a la drogadicción de los jóvenes, bajo el criterio plenamente reconocido de que es una enfermedad. ¿Qué tal si vinculan a las fundaciones que trabajan silenciosamente salvando muchachos de las garras de las drogas?”, plantea Gómez.

Seguridad y movilidad de la ciudad

La politóloga de la Universidad Javeriana, María Alejandra Arboleda, considera que una vez concluida la campaña, los ciudadanos tienen grandes expectativas con respecto a soluciones concretas y rápidas para temas como la movilidad, transporte público, mejoras del sistema MÍO, infraestructura vial,  seguridad, reducción del número de hurtos y consumo de drogas en espacio públicos, y finalmente la generación de empleo. “Son temas prioritarios para los ciudadanos, de acuerdo con la última encuesta de percepción Cali Cómo Vamos 2019, que tendrán alta importancia en la agenda de los ciudadanos y que de no tener respuestas rápidas pueden afectar la imagen y favorabilidad del próximo alcalde”, indicó la experta.

Para Arboleda, además de estos aspectos que hacen parte de la agenda ciudadana, la próxima administración debe tener en cuentas temas prioritarios y estratégicos de ciudad como el Plan Jarillón, dar continuidad a la estrategia de seguridad que ha permitido la reducción de homicidios, terminar las obras de infraestructura que son claves en la ciudad, trabajar de la mano para no perder a Emcali y recuperar el espacio público.

Entre tanto su colega Luciana Manfredi considera que las dos tareas cruciales en las que deberá enfocarse Jorge Iván Ospina será la reducción de hurtos y homicidios en la ciudad y atender los graves problemas de movilidad, temas que aquejan de manera constante a los caleños.

Para la analista política otro elemento de alta preocupación es la masiva llegada de migrantes venezolanos que obliga a diseñar una estrategia de atención que evite el colapso de la ciudad. Finalmente, Manfredi hace énfasis en la parte cultural y educativa al recordar la importancia que los caleños le dan a estos aspectos. “Se necesita un gran trabajo en gestión cultural y deportiva de la ciudad y extender aún más grandes eventos como el Festival Petronio Álvarez y la Feria de Cali”.

Mientras tanto, el periodista Rubén Darío Valencia, editor del periódico Q´hubo, considera que uno de los retos más apremiantes del nuevo alcalde será, sin duda, darle un poderoso impulso a las obras viales de cuarta generación (puentes elevados de doble propósito, hundimientos peatonales, vías circunvalares, etc.), más allá de los bolardos y los reductores que sirven en algunos casos, pero que en todos levantan polémicas.

“No podemos seguir pensando en desmotivar y en deslegitimar el uso del vehículo particular poniéndoles trampas, apretándolos con medidas poco claras legalmente como el pico y placa de varios días o dobles dígitos, u obligándolos a pagar por su uso o estrechando las vías para vencerlos por jartera. Ni pensando que solo metiéndole plata sin fondo al MÍO, para garantizar el derecho a la movilización de otros se soluciona el problema”, enfatiza el comunicador.

Para Valencia el otro aspecto en el que se debe concentrar el médico Ospina es en reconstruir el tejido de convivencia en la ciudad. “De qué nos sirve tener una ciudad de puertas abiertas,  en la que la gente llega más motivada por los derechos que por los deberes. De nada servirán todas las obras, todos los edificios, todos los colegios, si quienes debemos compartirlos, usarlos y cuidarlos seguimos engarzados en una falsa, pero viejísima contienda: entre ricos y pobres, entre negros y blancos. Entre uribistas y petristas. Con esos embelecos, torcidos y trasnochados, no puede gobernar nadie. Ni prosperar legítimamente nadie”.

Mejorar competitividad del Valle del Cauca

Con relación al Valle del Cauca los analistas también tienen claro hacia dónde debería enfocarse la nueva gobernadora Clara Luz Roldán. “El principal reto que tendrá que enfrentar es el orden público y la seguridad, incrementando la inversión, con fortalecimiento institucional y con una política clara de seguridad que permita enfrentar el fenómeno del narcotráfico. Además, ejecutar obras claves como el tren de cercanías, impulsar las vías terciarias, mejorar la competitividad y la productividad de los pequeños agricultores del departamento. Buenaventura será clave, hay que recuperarla porque la prosperidad de la región depende de El Puerto”,  enfatizó la politóloga María Alejandra Arboleda.

Una posición similar tiene la analista de la Universidad Icesi, Luciana Manfredi, quien sostiene que la mandataria electa tiene como principal desafío temas relacionados con empleo y economía, desarrollo del campo, infraestructura, impulsar el tren de cercanías, mejorar en el frente de seguridad, atender la masiva llegada de venezolanos al departamento, continuar con el mejoramiento del Hospital Universitario del Valle y acompañar el proceso de ‘sanación’ administrativa de Buenaventura.

El editor del periódico Q´hubo, Rubén Darío Valencia, coincide con ambas analistas en que uno de los desafíos principales es el de la seguridad global de la región, incluida Cali.  La presencia del narcotráfico, con un jugador nuevo: los cárteles mexicanos, y sus alianzas renovadas con los actores residuales del conflicto, están trayendo de nuevo viejos demonios: el secuestro, la extorsión, las muertes selectivas, el desplazamiento de comunidades.  “Buenaventura sigue siendo esa fotografía horrorosa en el buró de los gobernantes, el toque de atención de que estas guerras han comenzado de nuevo. Para ello, la política deberá ser, desde el Palacio de San Francisco, la de conectar todos los intereses políticos, los poderes del Estado regional y todas las voces sociales disponibles para construir la esperanza que todos necesitamos”, enfatizó Valencia.

Mientras tanto, Olga Lucía Criollo, editora política del diario El País, prefiere hacer un llamado de atención y recuerda que el departamento está habitado por 410 excombatientes de las Farc y que la Administración seccional debe ocuparse especialmente de garantizar una sana convivencia entre esa población y el resto de los habitantes. “Y esto pasa por brindarles formación para el trabajo, apoyar sus emprendimientos, estar pendientes de su seguridad e incentivar políticas de sana convivencia que eviten la discriminación de estas personas”.

Al final en lo que todos los expertos consultados por 90 Minutos coinciden es que es necesario deponer la alta tensión que rodeó la contienda electoral y que los mandatarios electos concentren sus esfuerzos en una gestión que podrá trazar el camino a la modernidad de Cali y el Valle del Cauca.

 

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas