Elogio de la yerba

Sé que algunas mentes sucias pudieron imaginarse otras hierbas. Supongo también que muchos de mis amigos prefieren el cáñamo ‘cometero’, a esta apiácea barata y algo rastrera.