lunes, agosto 10 2020

.

El coronavirus empuja al barranco a la clase media latinoamericana

El economista ecuatoriano Nicolás Oliva, miembro del Consejo Ejecutivo del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), advirtió que el grado de informalidad de las economías latinoamericanas es “extremadamente alto”.

El coronavirus empuja al barranco a la clase media latinoamericana

(Sputnik).- Aterrados por sobrevivir ante un enemigo invisible llamado coronavirus, los latinoamericanos son acechados por la espalda por otro peligro: la clase media podría desmoronarse por los efectos económicos de la pandemia, agravando la brecha entre pobres y ricos en la región.

América Latina no es el epicentro de la enfermedad, como sí lo fue Europa y ahora EEUU. El miércoles, las naciones latinoamericanas sumaban en conjunto 519 muertes y 18.983 contagios.

No obstante, la creciente preocupación ahora es que el virus se meta en las grietas económicas de esta región, la ya más desigual del mundo.

Es una catástrofe para la clase media”, dice crudamente el economista chileno Manuel Riesco, en diálogo con Sputnik, y subraya: “Sin medidas de protección del empleo, es una catástrofe para la llamada clase media, que abarca casi toda la población mayor de 16 años, que entra y sale constantemente de empleos asalariados precarios y trabaja por su cuenta en el intertanto”.

El vicepresidente del Centro de Estudios Nacionales de Desarrollo Alternativo de Chile considera altamente posible que el descalabro económico mundial que está generando el nuevo coronavirus (causante de la enfermedad covid-19) arrastre a gran parte de la clase media latinoamericana a la pobreza.

Por su parte, el economista ecuatoriano Nicolás Oliva, miembro del Consejo Ejecutivo del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), advirtió que el grado de informalidad de las economías latinoamericanas es “extremadamente alto”.

“Todo el Sur vive un mercado dual, donde los ingresos son al día a día, no hay seguros de desempleo, no hay seguridad laboral de ningún tipo y hay un ejercicio débil de la sindicalización; en ese escenario, con esta crisis automáticamente hay una cantidad de personas que no van a poder vivir en el día a día“, reflexionó.

Lea también:

El Consejo de Seguridad de la ONU abordará en abril Siria, Colombia y Oriente Medio

¿Y LOS RICOS?

Riesco y Oliva coincidieron en que, como en todas las crisis, los ricos aumentan su capital mientras que los sectores bajos y medios son aún más vulnerados.

“Los que más se benefician son la fracción financiera del capital, los rentistas, mineras especialmente, que han hegemonizado el mundo y los gobiernos en todas partes”, sostuvo Riesco.

Por su parte, Oliva consideró que esto es parte de la historia de la humanidad, donde la clase media siempre juega a un “ejercicio de endeudamiento”.

“Por ejemplo, compra la vivienda con crédito, pero están dependiendo de un ingreso disponible, cuando se rompe entra en default y los ricos son capaces de apropiarse de activos estatales y de mucho capital inmobiliario a precio muy bajo; además, cuando hay crisis los salarios se van para abajo y por ende la renta empresarial sube”, explicó.

“UNA SITUACIÓN DRAMÁTICA”

Oliva afirmó que América Latina está frente a un contexto completamente nuevo, ya que en las crisis convencionales lo que existía era una ausencia de inversión, mientras que en estos momentos hay un “cortocircuito real” en el consumo.

Señaló que la “situación es dramática”, ya que Latinoamérica perdió más de 83 millones de dólares en salida de capitales y el grupo de banca de inversión Goldman Sachs proyecta para todos los países de la región un decrecimiento: Ecuador (-5,7), Colombia (-2,5), México (-4,3), Venezuela (-6,0), Brasil (-3,4), Argentina (-5,4), Chile (-3,0) y Perú (-2,5).

“Si no se hace nada rápido, sino hay una acción inédita, vamos a volver a la segunda década perdida como los ochenta”, reflexionó.

MEDIDAS

Riesco subrayó la inminente necesidad de proteger a los trabajadores y la economía y puso como ejemplo el esquema laboral que utilizó Alemania en la posguerra, denominado “Kurzarbeit”.

“Consiste en que mientras dure la emergencia, el Estado paga entre 60 por ciento y 75 por ciento del salario a trabajadores de empresas afectadas, pero a condición que no los despidan; es decir, es un subsidio no de desempleo sino de empleo; tuvo un resultado espectacular en el 2008 en Alemania, que disminuyó el desempleo durante la crisis, sostuvo la demanda agregada, y logró una recuperación muy rápida porque no se destruyeron las empresas”, explicó.

Hay 823.626 casos confirmados y 40.598 fallecidos en todo el mundo, de acuerdo con el último informe de la Organización Mundial de la Salud, publicado el martes. (Sputnik)

Le puede interesar:

Colombia niega que militar que participó en Operación Jaque haya muerto por COVID-19

Post source : Especial para 90minutos.co

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas