Sábado, Diciembre 15 2018

.

El agua, uno de los mejores amigos de los caleños en la Feria

Llegó la versión 56 de la Feria de Cali y parece que el sol que no se asomaba por esta temporada, quiso estar presente en una de las ferias más alegres del continente, calentando el cuerpo y el ambiente de los asistentes en lo seis días de salsa y rumba caleña. Por eso, desde la …

El agua, uno de los mejores amigos de los caleños en la Feria

Llegó la versión 56 de la Feria de Cali y parece que el sol que no se asomaba por esta temporada, quiso estar presente en una de las ferias más alegres del continente, calentando el cuerpo y el ambiente de los asistentes en lo seis días de salsa y rumba caleña.

Por eso, desde la tarde del miércoles hay un líquido que se convirtió en amigo de cada uno de los asistentes que se paran a más de 30 grados centígrados. A parte de la cerveza, el aguardiente y uno que otro trago que baila al ritmo de la salsa, el agua, se convirtió en la compañía perfecta mientras bailarines, caballos, carros se pasean por las calles de la ciudad y engalanan las sonrisas de los asistentes.

Bajando hasta los puestos, pasando al lado de ellos o recibiéndolas desde las graderías, los caleños buscan la manera de acceder a una botella de agua que está por los $2.000 o por una cerveza que dependiendo de su marca y contenido de alcohol tiene un valor que más allá de lo económico, acompaña el sentimiento de caleñidad.

Y para ello, la alcaldía otorgó el permiso a más de 1.000 puestos en todo el séctor por donde pasará la cabalgata, el desfile de carros viejo y de Cali Viejo, donde los caleños podrán encontrar las bebidas que refrescarían sus cuerpos en el momento en el que el calor de la Feria se apodere de él.

Puestos que para los caleños que querían hacer parte de la venta, oscilaban entre los $35.000 si es un puesto sencillo y $160.000 si es un puesto con carpa y con mayor presencia en la calle, fueron las disposiciones que impuso el ente mayor de la ciudad para ofrecerle a los caleños, sin embargo, no todos quedaron de acuerdo.

"Nosotros hemos hecho todo el proceso para tener los permisos que nos permitan estar aquí en la calle y que nadie nos vaya a poner peros, pero hemos visto mucho vendedor ambulante y eso nos afecta muchísimo", afirma Ricardo, 'el Rolo', quien desde las diez de la mañana llega al epicentro de las fiestas caleñas para ofrecerle a los caleños sus productos.

Sin embargo, parece que los invonvenientes se vuelve paisaje en el momento en el que llega la fiesta, pues en los puestos, también se vive una especial. Aunque no pueden ver los desfiles y no pueden estar ahí como el resto de asistentes, son ellos los encargados de poner la rumba y la pista en sus lugares de acopio, contagiando a todo aquel que busca un lugar en el desfile.

La Feria de Cali llegó y la Feria de Cali calienta los hogares vallecaucanos con salsa y rumba, que terminan siendo acompañados con un poco de agua, gaseosa, cerveza o aguardiente al son del ritmo caleño.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + six =

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas