Domingo, Julio 15 2018

Educación con alimentación, equidad y progreso

A pesar de mi extraño apellido,  he aclarado siempre que mi padre era inglés pero soy más caleño que el pandebono. Estudié en una institución pública. Me casé y tuve dos hijas que fueron a uno de los colegios privados más prestigiosos de la ciudad y ahora la situación se repite con mis nietos. Tienen, gracias …

A pesar de mi extraño apellido,  he aclarado siempre que mi padre era inglés pero soy más caleño que el pandebono. Estudié en una institución pública. Me casé y tuve dos hijas que fueron a uno de los colegios privados más prestigiosos de la ciudad y ahora la situación se repite con mis nietos. Tienen, gracias a Dios, una condición privilegiada y me pregunto… por qué todos los niños de Cali, no tienen los mismos derechos desde la educación pública?

Para tristeza de todos, es notable la inequidad que existe en Cali en el campo educativo, en cuanto a la calidad de la enseñanza impartida desde la mayoría de las Instituciones Públicas.

Esta problemática se ahonda en el déficit de cobertura que existe especialmente a nivel de la educación inicial (para menores de 5 años) y en la educación media (grados 10 y 11),  en las comunas y corregimientos donde se concentra la mayor parte de la población en situación de pobreza y vulnerabilidad.  Existen también otras barreras socio económicas que dificultan la permanencia en el sistema educativo, representados en los costos de la alimentación, el transporte, los uniformes e implementos escolares básicos que no pueden ser asumidos por los hogares de menores recursos y que propician la deserción escolar.     

Que un niño se vaya a cumplir con su responsabilidad escolar, con el estómago vacío, es inadmisible. Por eso nuestro Programa de Gobierno hace énfasis en la Educación con alimentación escolar integral garantizada y no ahorraremos un solo esfuerzo para que, tanto el desayuno como el almuerzo, sea impartido de manera gratuita a todos los estudiantes entre los grados 1ro y 11. Pero más allá, involucraremos a las madres cabeza de familia en la en la preparación de esos alimentos de sus hijos y en la confección de sus uniformes, para así también, generar empleo y mejorar las condiciones de vida familiares.

Cuando se combinan problemas educativos como la cobertura, calidad, equidad y pertinencia, se frena el desarrollo integral de las competencias que todo estudiante debe adquirir, para su evolución individual y proyección social.  

Como Alcalde de Santiago de Cali, me propongo lograr una educación pública con cobertura, calidad, equidad y pertinencia. Para ello, se ampliaremos la cobertura del sistema educativo oficial desde el primero hasta el undécimo grado, por medio de la implementación de la jornada única. Vamos a recaudar a la infancia y juventud en deserción, extra edad y en situación de discapacidad. Dignificaremos las instalaciones educativas y cualificaremos de manera continua la profesión docente.

 Es indispensable ampliar los centros de desarrollo infantil en zonas de déficit de cupos y para los grados 10 y 11, estableceremos convenios con instituciones acreditadas de educación técnica, tecnológica y superior para iniciar a los bachilleres en su formación técnica.

Tan importante es la educación de los jóvenes, como su formación profesional para la vida. Estudiar, paga!.. por eso, estableceremos becas con auxilio educativo para los estudiantes del sector oficial con mejor desempeño en las pruebas saber 11. Realizaremos alianzas entre la Alcaldía,  Instituciones de educación superior y empresarios, para una modalidad de becas con empleo de medio tiempo, que permita subsidiar mínimo el 50% de la matrícula y financiar el resto con créditos educativos blandos de largo plazo, para jóvenes entre 17 y 25 años de estratos 1 y 2.

También es prioritario que nuestros bachilleres se gradúen bilingües… El inglés hoy,  más que un idioma, es una herramienta de trabajo y progreso. Fortaleceremos el programa “GO CALI” para promover y asegurar el bilingüismo de alto nivel en nuestros estudiantes bachilleres.

 La educación no debe tener fronteras ni edad. Los adultos con analfabetismo, contarán con una educación de calidad a través de convenios con instituciones de educación superior.

Hay que tener algo muy presente, la única que educa no es la escuela. Las familias son el primer nicho de educación  y  la ciudad, la segunda responsable de multiplicar principios y valores ciudadanos. Por eso, aleatorio a la educación, necesitamos un programa de cultura ciudadana que vaya más allá del civismo y que incorpore actitudes y compromisos con la responsabilidad social.

Cambiemos pues el chip… eduquemos con calidad, responsabilidad y progreso!

  

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nineteen + 14 =

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas