Sábado, Octubre 20 2018

.

Desde el Palenque, por Benkos Biohó

  La percepción del  delfín Holguín Si en verdad en Cali se cumpliera eso de que son los resultados de la gestión los que sostienen a los funcionarios públicos en los cargos, hace mucho rato que Carlos José Holguín Molina, hubiera dejado de ser el Secretario de Gobierno de la Administración del alcalde Rodrigo Guerrero. …

Desde el Palenque, por Benkos Biohó

 

La percepción del  delfín Holguín

Si en verdad en Cali se cumpliera eso de que son los resultados de la gestión los que sostienen a los funcionarios públicos en los cargos, hace mucho rato que Carlos José Holguín Molina, hubiera dejado de ser el Secretario de Gobierno de la Administración del alcalde Rodrigo Guerrero.

En todas las áreas de su competencia, las cifras, esas que le gustan tanto al joven Holguín, no lo acompañan. Y no se trata de las estadísticas que levantan los contratistas del Municipio o las entidades del Gobierno Nacional. No, se trata de la realidad que los caleños vivimos cada día en las calles.

Los atracos están a la orden del día. De manera recurrente los ciudadanos, en el mejor de los casos, son despojados de sus pertenecías por personas que los intimidad con armas de fuego. Y ni que hablar del homicidio, delito que en lo corrido de diciembre (hasta el 23 de diciembre) había cobrado la vida de 100 ciudadanos y nos faltan las fechas de mayor incidencia de este delito 24, 25 y 31. El año pasado en todo el mes fueron 199.

Claro como para todo Holguín tiene justificación o disculpa, gran parte de esas muertes son consecuencia de la guerra por el microtráfico y la guerra de pandillas por territorialidad. Pero Holguincito  no dice qué está haciendo para reducir las muertes o las causas de las mismas. Él sabe que con la restricción al porte de armas y el toque de queda no es suficiente, que falta algo de verdad.

Eso es lo que ocurre en seguridad; no es solo percepción, es la realidad de la ciudad, los hechos. En ocupación del espacio público, tema que también compete a la Secretaría de Gobierno, la situación no es menos distinta y,  no es a causa de la temporada cuando aumentan las ventas ambulantes. Es impresionante la forma como ha crecido la presencia de comerciantes de todo tipo de productos en los andenes  casi que bajo la mirada cómplice de las autoridades y entre ellas el Secretario de Gobierno.

Si este funcionario deja su confortable despacho en el quinto piso del CAM y sale a recorrer la ciudad se dará cuenta de que lleva un año perdido. No solo es por la inseguridad y la ocupación del espacio público.  Las invasiones o asentamientos de desarrollo incompleto, como sofísticamente las llaman a hora, no paran en los cerros tutelares.
Cada día el verde de los pastos en los cerros cambia por el verde de las lonas con las que los invasores se protegen del sol y la lluvia en los ranchos que cuelgan de las laderas de los farallones.

Estas son algunas de las cosas con las que no ha podido el secretario de Gobierno de la Tercera ciudad del país y que en criterio de muchos corresponde a una nula gestión que se paga con el cargo. El Alcalde debe aprovechar que aún tiene algunos cargos en interinidad y reemplazarlo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

two × 3 =

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas

Desde el Palenque, por Benkos Biohó

  Engaños y verdades en educación El pasado 8 de noviembre, luego de aceptar la “renuncia, por cansancio” del ingeniero Raúl Antonio Salazar, el alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, anunció que el abogado Nicolás Orejuela, con maestría en derecho público, llegaría a la Secretaría de Educación. Pero a menos que quieran violar la ley y …

Desde el Palenque, por Benkos Biohó

 

Engaños y verdades en educación

El pasado 8 de noviembre, luego de aceptar la “renuncia, por cansancio” del ingeniero Raúl Antonio Salazar, el alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, anunció que el abogado Nicolás Orejuela, con maestría en derecho público, llegaría a la Secretaría de Educación.

Pero a menos que quieran violar la ley y afrontar investigaciones disciplinarias y hasta penales, el Mandatario caleño no puede dar posesión al nuevo funcionario o almenos reconsiderar su designación, que valga decir es cuota de uno de los asesores principales de Guerrero. Orejuela es cuota de Nelson Garcés Vernaza (quien habla al oído del Alcalde), ex presidente ejecutivo de la Unidad de Acción Vallecaucana, en donde el anunciado titular de la educación en Cali ejerció como director. Pero ese no es su impedimento.
 
Nicolás Orejuela Botero estaría impedido para asumir el nuevo cargo por cuenta de su esposa Alejandra María Daza Montalvo, con quien contrajo matrimonio el pasado 27 de julio (según publicación del diario El País). Ese solo hecho tampoco genera impedimento.

La inhabilidad o impedimento para posesionarse lo genera el contrato 4143.0.26.302012 por $260.516.293, firmado el pasado 3 de febrero del 2012 por Alejandra María Daza Montalvo, en su calidad de representante legal de la Corporación Educativa Popular – Liceo La amistad, con la Secretaría de Educación de Cali, para brindar educación por cobertura a 293 niños de Cali. 

A propósito del Liceo La Amistad, que funciona en la Comuna Uno, aparece en un informe de la Contraloría Municipal sobre los contratos de cobertura educativa en el periodo 2007 – 2008, como una de las 33 instituciones investigadas por presuntas irregularidades de tipo administrativo, disciplinario o fiscal. 

En un informe del 13 de septiembre del 2011, el entonces subsecretario de educación José Darwin Lenis, reporta a la Corporación Educativa Popular como una de las 33 instituciones que a esa fecha no había cumplido las obligaciones contractuales, para efectos del pago de la cuota correspondiente.

Surge entonces un interrogante: ¿sabía el alcalde Guerrero de la situación del postulado o sus asesores no le contaron todo el cuento? Si sabía, es lamentable que haya anunciado su nombramiento sin hacer las claridades del caso. Y si no sabía es porque alguien muy cercano lo está engañando.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

six − one =

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas

Desde el Palenque, por Benkos Biohó

  Un resultado para reflexionar y corregir   Los expertos en estadística (el Alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, lo es) dicen que los resultados de las encuestas son una fotografía de un momento determinado, por eso no debe extrañar que solo el 32 % de los caleños tenga una opinión favorable de su Mandatario, según …

Desde el Palenque, por Benkos Biohó

 

Un resultado para reflexionar y corregir

 

Los expertos en estadística (el Alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, lo es) dicen que los resultados de las encuestas son una fotografía de un momento determinado, por eso no debe extrañar que solo el 32 % de los caleños tenga una opinión favorable de su Mandatario, según encuesta de la firma Cifras y Conceptos.

Y sí, la encuesta muestra la actualidad de la ciudad. Una Cali fea, sucia y sumida en el desorden y el desconcierto. La Cali de hoy es como esos inquilinatos en los que a su propietario solo le interesa cobrar el arriendo, pero no invierte un solo peso en mejorarlo.

La Cali de hoy, a pesar de que la actual administración heredó de la anterior todo el empuje del desarrollo con la ejecución de las megaobras, es una ciudad  adormilada en la que no pasa nada y con una administración que sólo ha trascendido por el conflicto con los pequeños transportadores por el deseo del  Secretario de Tránsito de sacarlos a  como dé lugar, para imponer el masivo. Claro, la ciudad lo necesita, al MÍO no al Secretario, pero imponer su masificación casi que a cachetadas no es la forma,  situación que sí entendió el  Alcalde y extendió los plazos hasta enero. Por eso es que Guerrero es el Alcalde y el otro el secretario.

En diez meses, 300 días de gobierno, algunos de los secretarios del alcalde Guerrero han argumentado actuaciones de la pasada Administración para disculpar su falta de acción o actuaciones de gobierno. No sabemos cuánto en verdad sea herencia de Ospina, pero lo que si tiene claro el caleño del común es que con este Gobierno no ha pasado nada. La encuesta también mostró que la mayoría de los ciudadanos de Cali rajan la gestión del Alcalde en los distintos temas de la ciudad.

Pudiera pensarse, entonces, que la imagen que tienen los caleños sobre su Alcalde es un reflejo de la falta de gestión de sus funcionarios, la mayoría de los cuales es poco conocida en los barrios, pero no también el propio Guerrero tiene su cuota, y grande, en los resultados, que en últimas son casi los mismos de su elección hace un año.

Rodrigo Guerrero fue elegido hace un año, según cifras de la Registraduría, por 245.016 caleños, cifra que representa el 42,27% de quienes participaron en las elecciones.  Pero, si miramos con más detalle encontramos que al actual Alcalde de Cali lo eligió el 16,16% de los ciudadanos que estaban habilitados para votar. Pero, esos electores también, son solo el 10,7% de los habitantes de la ciudad en ese momento.

Eso significa que el 89,03% de los caleños no se siente representado o no se sentía identificado con Rodrigo Guerrero y hoy lo siguen viendo como un personaje y un gobierno distante, ausente…

Los resultados de la encuesta son la foto del momento si, pero deben servir para que se corrija el rumbo, para que se enderecen  y reactiven muchas cosas que hoy no funcionan en el Municipio. Se está a tiempo para comenzar a levantar, tengan en cuenta que la encuesta, como lo señalé anteriormente, también mostró que la mayoría de los ciudadanos de Cali rajan la gestión del Alcalde en los distintos temas de la ciudad. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 7 =

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas

Desde el Palenque, por Benkos Biohó

  Un ineficiente MÍO, que es de unos cuantos El secretario de tránsito de Cali, Alberto Hadad, insiste en que este mes se acabará el denominado transporte colectivo de pasajeros, para completar el cubrimiento de la ciudad a partir del 1 de noviembre con el Sistema Integrado MÍO, el cual valga la pena señalar de …

Desde el Palenque, por Benkos Biohó

 

Un ineficiente MÍO, que es de unos cuantos

El secretario de tránsito de Cali, Alberto Hadad, insiste en que este mes se acabará el denominado transporte colectivo de pasajeros, para completar el cubrimiento de la ciudad a partir del 1 de noviembre con el Sistema Integrado MÍO, el cual valga la pena señalar de mío tiene muy poco.

Es cierto, la ciudad debe dar ese paso hacia la modernidad, pero no significa ello que los dos sistemas no puedan funcionar de manera conjunta, ejemplos hay en muchas partes del mundo, y en Cali, como lo han demostrado los hechos y  lo ha reconocido el propio alcalde Rodrigo Guerrero, Metrocali y el sistema integrado no están preparados para asumir en este momento el ciento por ciento de la demanda de movilidad de los caleños.

Sí, el otro sistema es un caos, con conductores mal pagos que hacen en las vías lo que les viene en gana y pasajeros movilizados como si fuera ganado. Pero mientras Metrocali no les garantice a los ciudadanos un servicio eficiente con el MÍO, por el bien de la ciudad, esos buses no pueden ser sacados de circulación. 
 

Si Metrocali fuera eficiente, los buses del servicio colectivo no tendrían demanda y por falta de pasajeros sus propietarios tendrían que sacarlos para no trabajar a pérdida. Hoy la realidad es otra, mantener esos buses es un buen negocio porque permanecen llenos, en una muestra de que el MÍO no ha sido la solución que nos ofrecieron a los caleños. 

Se nos dijo que con el masivo los tiempos de desplazamiento de los caleños hacia sus trabajos y viceversa serían más cortos. Hoy ocurre lo contrario. Los caleños madrugan más, llegan retrasados a sus trabajos y  retornan a sus hogares mucho más tarde de lo habitual. El corrido de 30 minutos en un bus tradicional  toma ahora 45 minutos o una hora en el MÍO. En Metrocali no han podido aclararlo.

El sistema de venta de tarjetas es ineficiente y para la muestra están las largas colas de ciudadanos a la entrada de las estaciones para adquirir las monoviaje o para hacer sus recargas. Por qué, por ejemplo, no venderlas en almacenes de cadena o contratar a los desempleados por el MÍO para que las vendan –recargas y tarjetas— en puestos fijos  cerca a sectores de  gran flujo de ciudadanos, colegios y universidades. 

Fueron sacadas del servicio varias rutas, pero Metrocali no les informó a los caleños con cuáles las remplazó. Y aún hay mucha gente que no sabe si es el T31, el E21, el A05 o cuál la ruta que lo lleva a su destino. Contrataron a unas personas  como informadoras, no sabemos de quién son cuotas, para que trabajaran como informadoras, pero ni ellas conocían plenamente el recorrido de las nuevas rutas.

El MÍO está transformado a Cali, eso hay que reconocerlo, pero también la administración debe reconocer que buena parte de las obras se financia con el aporte de todos los caleños a través de la sobre tasa a la gasolina. Es decir, con recursos de los caleños se adecuaron vías, que eran públicas, para el uso exclusivo del MÍO y la rentabilidad de sus pocos propietarios que ejercen el monopolio sobre el transporte, y por tanto debe brindar un servicio eficiente y de calidad.

Pero mientras ello no ocurra, por el bien de los caleños y de la ciudad, no se deben sacar los buses del sistema colectivo, que deben salir, pero cuando el nuevo sistema sea eficiente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sixteen − five =

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas

Desde el Palenque, por Benkos Biohó

  Carros del municipio, sin certificado técnico mecánico   Cerca del 10’% de los automotores de la alcaldía no  tiene al día dicho documento. Escuché la entrevista que un periodista de la emisora de la Universidad del Valle le hizo al director de desarrollo administrativo del municipio de Cali, Alfonso Otoya Mejía, y quedé muy …

Desde el Palenque, por Benkos Biohó

 

Carros del municipio, sin certificado técnico mecánico

 

Cerca del 10’% de los automotores de la alcaldía no  tiene al día dicho documento.

Escuché la entrevista que un periodista de la emisora de la Universidad del Valle le hizo al director de desarrollo administrativo del municipio de Cali, Alfonso Otoya Mejía, y quedé muy preocupado por algunas cosas que dijo el funcionario del gobierno caleño.

No me preocupó tanto que hubiera reconocido que no está cumpliendo cabalmente con sus obligaciones legales y constitucionales de velar por el buen estado y uso de los bienes públicos dejados a su cuidado o administración y cuidar el patrimonio público. Tampoco me preocupó mucho que el doctor Otoya hubiera pretendido justificar su falta de gestión e incumplimiento de sus funciones, por lo cual varios de los vehículos del municipio, que están activos y prestando servicio,  tienen vencido el certificado técnico mecánico y de gases, en actos administrativos del pasado gobierno.

Lo que me preocupó, o más bien me indignó, fue que el funcionario haya descargado toda la responsabilidad de una posible sanción e inmovilización de los vehículos, con la correspondiente multa y detrimento patrimonial para el municipio, en los conductores de dichos automotores.  Es decir, en quienes menos responsabilidad tienen en este asunto.

Cuando al funcionario, que reconoció que sin ese certificado ningún vehículo puede movilizarse y prestar servicio,  le preguntaron por el sitio en donde dispuso que se guardaran dichos carros mientras se cumple con la norma respondió  lo siguiente, “Es responsabilidad de cada conductor tener los documentos al día y sino los tiene al día, es responsabilidad de ese conductor, no utilizar el vehículo”.

Preocupa que haga esa clase se aseveraciones e indigna cuando un alto ejecutivo del gobierno pretende responsabilizar de cosas que son de su competencia y responsabilidad a quienes ocupan uno de los niveles más bajos en la escala del municipio. Algunos, incluso, son provisionales o contratistas.

Claro que eso de la inmovilización de los carros por parte de la autoridad de tránsito, según  dicen en Desarrollo Administrativo, no se va a dar. Supuestamente hay un oficio enviado a la Secretaría de Tránsito en el que se expone la situación de esos vehículos y le piden no proceder con la inmovilización. Es decir, saben que están violando la norma al permitir que esos carros sigan prestando servicio y le sugieren a la autoridad no cumplir con su obligación, violar la norma. De ser cierta la existencia de dicho documento y se le hubiera atendido la solicitud de no inmovilización por parte de los Guardas previa orden del Secretario, estaríamos entrando en ‘honduras’ muy delicadas. Por ejemplo, los particulares sin certificado de gases pueden alegar igualdad de tratamiento y oponerse a la inmovilización y los ya sancionados podrían pedir la devolución de los dineros de la multa y que se les borre la sanción.

Pretender responsabilizar a los conductores o motoristas de esa clase de cosas muestra el talante de la persona, causa mucha preocupación cuando se trata de un servidor público y debe prender las alarmas, por cuanto se encuentra en proceso una reforma administrativa en la planta de cargos del Municipio de Cali y el director de desarrollo administrativo, Alfonso Otoya Mejía, tiene parte activa en su elaboración.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nineteen − 4 =

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas

Desde el Palenque, por Benkos Biohó

  ¿Para qué quieren a Emcali?   Tal y como están hoy las cosas, lo más seguro es que el alcalde Rodrigo Guerrero Velasco no va a poder cumplirles a los caleños su ofrecimiento de campaña de recuperar para la administración local el manejo de Empresas Municipales de Cali, Emcali. Ofrecimiento que fue determinante, según …

Desde el Palenque, por Benkos Biohó

 

¿Para qué quieren a Emcali?

 

Tal y como están hoy las cosas, lo más seguro es que el alcalde Rodrigo Guerrero Velasco no va a poder cumplirles a los caleños su ofrecimiento de campaña de recuperar para la administración local el manejo de Empresas Municipales de Cali, Emcali. Ofrecimiento que fue determinante, según los entendidos, para que la balanza electoral se inclinara definitivamente a su favor en las elecciones del año pasado. Será que ese incumplimiento es motivo para que proceda un proceso de revocatoria del mandato?

Inicialmente, Guerrero dijo que por ser él una persona con mucha credibilidad en el Gobierno Nacional y contar con amplio respaldo ciudadano al mes siguiente de su posesión  tendría ya el manejo de Emcali. Pero pasó el primer mes de gobierno y nada. Luego dijo que a los cuatro meses. Vamos en septiembre (noveno mes) y nada que puede cumplir.

Todo indica que o Guerrero desconocía la situación de la empresa o que con tal de ganar la alcaldía guardó silencio frente al compromiso firmado por la Alcaldía con el Gobierno Nacional que exige la escisión del  área de telecomunicaciones como requisito para que la empresa sea devuelta para su administración al Gobierno Local.

Pero lo más complicado es que esa separación empresarial debe ser  aprobada  por el Concejo, en donde ni hay ambiente para aprobarla ni se tiene buena relación con el gobierno de Guerrero. La mayoría de los cabildantes no le cree al médico alcalde y a su equipo de colaboradores. Se dice que sí el proyecto  de escisión  es llevado al Concejo, en las actuales condiciones políticas sólo obtendría dos votos de respaldo entre los 21 concejales.

Es por esa falta de ambiente y buena relación que el Alcalde no ha convocado a las sesiones extras que se habían anunciado hace unos días.  Es más, aún no hay proyecto.

Según el presidente del  Concejo, Fernando Tamayo, la respuesta del Alcalde fue que la propuesta enviada por la Superintendencia de Servicios Públicos, que administra a Emcali, no está acorde con el objetivo de Guerrero. Al parecer, en Bogotá quieren insistir en crear una empresa con un 49% de capital público y un 51% de capital privado. Guerrero quiere una empresa 100% pública, pero condicionada a que le entreguen facultades para que una vez separada la empresa pueda asociarse con un socio capitalista que puede ser público o privado. Casi lo mismo que pretende la Supersevicios, pero más despacio.

A este ambiente enrarecido se le suma el informe de Control de Advertencia del Contralor Municipal en el que asegura, con base en documentos y cifras oficiales, que la llamada escisión de telecomunicaciones terminará en el mediano plazo afectando los tres servicios. Es decir la nueva empresa de telecomunicaciones y la vieja Emcali.

Si Guerrero supera el tema del texto de la propuesta y logra llevarla al Concejo en las sesiones de octubre afrontará muchas dificultades, ya que históricamente este periodo de sesiones en las corporaciones locales y regionales es dedicado al estudio y aprobación del presupuesto del año siguiente, tema que ocupa la mayor parte de cada jornada.  Ojalá no nos vayan a sorprender  con un proyecto de acuerdo durante la Feria de Cali, con regalo de Navidad incluido.

Pero  al margen de esta disputa política surgen inquietudes ciudadanas sobre el futuro de la empresa de servicios públicos que siempre nos dijeron que era de los caleños, pero  que los hechos demostraron que era de los políticos y los sindicatos.

Y entonces los usuarios de Emcali nos preguntamos para qué quieren los políticos y los empresarios que les devuelvan la administración de Emcali. Hace 12 años, cuando la intervinieron, Emcali era una empresa cuasi quebrada, que no tenía ni para pagar la energía que adquiría para revendernos. 

Durante los últimos seis años de intervención Emcali ha invertido más de un billón de pesos en modernización,  ampliación y construcción de nueva infraestructura para acueducto, alcantarillado. Esa cifra es casi el doble de lo que está invirtiendo la Alcaldía en Megaobras.  Emcali no nos cobra valorización. En esa cifra no se incluyen los dineros aportados al MÍO y a las Megaobras.

Hoy Emcali sigue siendo una empresa fuerte, la cuarta más exitosa de la región en facturación y ventas. Además, en los próximos diez meses devolverá $127.000 mil millones que fueron captados a través del Fondo de Capitalización Social, incluidos los más de $12.000 millones que se pagarán a los abogados que  impulsaron la acción legal que declaró ilegal el recaudo.

Así las cosas, los usuarios de Emcali seguiremos preguntando: ¿Si la empresa ha sido exitosa, está cumpliendo sus compromisos y está invirtiendo en la ciudad? Si hoy es una empresa viable, ¿para qué quieren los políticos y los empresarios que se las devuelvan?  No nos vayan a salir con el cuento de la  manoseada dignidad regional.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

three × 4 =

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas