Lunes, Octubre 15 2018

.

Desarmemos los argumentos primero, luego, las armas

Para nadie es un secreto que Cali tiene una tasa de homicidios alta con respecto a otras ciudades de Colombia e incluso del mundo. Si bien es cierto que, según las cifras de la Alcaldía, los homicidios han disminuido, la percepción de inseguridad de sus habitantes no merma. Sin embargo y como a todo lo …

Desarmemos los argumentos primero, luego, las armas

Para nadie es un secreto que Cali tiene una tasa de homicidios alta con respecto a otras ciudades de Colombia e incluso del mundo. Si bien es cierto que, según las cifras de la Alcaldía, los homicidios han disminuido, la percepción de inseguridad de sus habitantes no merma. Sin embargo y como a todo lo que estamos acostumbrados los colombianos, la solución que piden los ‘personajes usuales’ no pasa de ser un argumento sin fundamentos reales y con base en estadísticas sacadas de países europeos o del primer mundo.

Hablan de ‘desarme’ inclusive ya lo proclamaron plan, y yo pregunto, acaso al otro día de implementar lo que ellos llaman desarme, ¿Los pandilleros van a entregar sus armas de fuego? ¿Vamos a ver una congregación de integrantes de bandas criminales desarmándose? ¿Va a haber una entrega de armas masiva? muy seguramente no, pero el ciudadano de a pie sí lo cree. 

Pensar que la solución para la violencia en Cali es el absurdamente denominado desarme, es querer apagar un incendio con manotadas de agua. Pensar que restringiendo el porte legal de armas va a disminuir la tasa de homicidios es un absurdo, no lo digo yo, ni lo dice la estadística de Islandia o de Argentina, lo dicen por ejemplo las incautaciones de la Policía expuestas en el debate sobre el "desarme" que hubo en Rcn Radio en el 2013, según el oficial asistente se incautaron 73 armas involucradas en homicidios en flagrancia, de esas, 68 eran ilegales y 5 con salvoconducto, ¿le apuntan a esas 5 armas? ¿Y las otras 68 quién las desarma?

Y no me malentiendan, esas cinco vidas valen lo mismo que las otras 68, por eso mismo la idea de realizar experimentos donde las cifras están representadas en vidas humanas es por lo menos, insensible e insensato, o acaso alguno de los ‘personajes usuales’ va a responder por las personas asesinadas que hayan tenido que dejar su arma legalmente adquirida en casa, no creo porque cuando no hay micrófonos, no hay declaraciones.

Hablar es gratis pero argumentar no, Colombia es un país que contrario a lo que dicen los ‘personajes usuales’ no tiene cultura armamentista. Acá hay un arma legal por cada 45 habitantes, en Argentina hay un arma por cada 15 habitantes, en Estados Unidos una por cada 1.5 y en Suiza un arma por cada habitante. Sí, en Suiza, donde los índices de violencia distan de lo que sucede en Cali, y sí, allá cada persona tiene un arma legal y no hay tantos homicidios. ¿El problema es el arma legal? Dirán los defensores del desarme que se debe empezar por restringir las legales para saber cuántas ilegales hay. ¿Perdón? quisiera que me explicaran la lógica de esa ecuación, gracias. 

Señores pensar que Cali se parece a Medellín o a Bogotá es tener la mente muy corta, Cali es para lo ilegal el mismo sitio estratégico que es para lo legal, además en Bogotá la gente no se mata a plomo, prefieren el cuchillo, alrededor de Bogotá no están los frentes guerrilleros más beligerantes de las Farc, Bogotá no es paso obligado de la droga que sale de departamentos aledaños, Bogotá no tuvo cartel, en fin. Las razones para esgrimir que según unas estadísticas, perfectamente discutibles, porque los homicidios bajaron en Bogotá van a bajar en Cali es otro absurdo.

Ahora, tema aparte merece otro argumento acomodado de los ‘personajes usuales’, la expedición de salvoconductos, que según leí en una entrevista, afirman que en Cali son 25.000 ¿alguien le ha explicado a esa persona que no son 25.000 armas sino 25.000 trámites? ¿alguien le ha explicado que ahí hay armas de por lo menos 4 departamentos? pues yo le quiero contar que entre esos 25.000 salvoconductos hay revalidaciones de grupos de escoltas como los que cuidan a los funcionarios públicos, empresas de seguridad como las de los vigilantes que resguardan la casa del funcionario público y resguardan el dinero con el que le pagan al funcionario público e inclusive armas de muchos funcionarios públicos que las tienen en su casa y en algunos casos las portan cuando salen a la calle.

Mi pregunta es sencilla, ¿en dónde están los estudios que soportan las ocurrencias de los abanderados del ‘desarme’? no sería más fácil pedir a la Fiscalía las estadísticas de las armas legales e ilegales involucradas en actos delictivos. Según un informe del Ministerio de Defensa de 2011, son alrededor del 3.8 por ciento las armas involucradas en homicidios sin aclarar si fueron o no en defensa propia. Por lo menos eso sería un soporte más contundente para una vez hecho esto, saber si definitivamente son las armas legales las que están matando a los caleños, de ser así, hay que prohibirlas todas de inmediato. 

Porque si de soluciones se trata, podemos acabar con los homicidios ocasionados por borrachos al volante, propongo un ‘plan descarro’ y a partir de mañana prohibamos los carros para que las personas no manejen cuando tomen, claramente son los carros el problema y como se han expedido tantas licencias de conducción, es un peligro, pues cada carro puede matar a alguien, pero ojo no son las personas sino los carros, siendo así, ¡No más carros! ¿Les parece?

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

twelve + 19 =

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas