Domingo, Agosto 19 2018

.

¿Depresión navideña o estrés psicosocial?

Adaptarse al entorno, dar prioridad a las cosas positivas que hay en la vida en vez de centrar la atención en la falta de dinero, regalos y demás, así como afianzar los lazos familiares que se convierten en el mejor bastón de sostén ante las dificultades.

¿Depresión navideña o estrés psicosocial?
Crédito de foto: David Vega especial para 90minutos.co

Dice una vieja canción ¨llegó diciembre con su alegría…”, para muchos esta época del año se convierte en motivo de felicidad, celebración y regalos, pero para otros es motivo de preocupación, tristeza, melancolía e incluso depresión. El no contar con el dinero suficiente para los detalles a los seres queridos o una cena diferente para la noche de navidad causa una sensación de frustración que puede conllevar a mayores molestias como la “depresión navideña” o el estrés sicosocial como lo llaman los especialistas.

La navidad o fin de año, según los especialistas, es una época propicia para experimentar los cambios del estado de ánimo de manera significativa, tanto así que esto hace, también, que se aumenten las consultas al psiquiátrica.

“No existe la depresión navideña clínicamente dicha, sino un trastorno psicosocial que se exacerba por diferentes factores propios de la temporada y que se manifiesta por cuadros de melancolía, apatía y, especialmente, nostalgia”, señala el doctor Álvaro Montoya, psiquiatra del Centro Médico Imbanaco.

Una encuesta sobre salud mental, del Ministerio de Protección Social (2002 – 2003) encontró, por ejemplo, que dos de cada cinco colombianos, entre los 20 y 35 años, padecen un bajón anímico, en el último mes del año.

Mirando el panorama más amplio, un  reciente informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la depresión, revela que es un mal que afecta al 4,4 por ciento de la población del planeta, lo que traduce que  unas 322 millones de personas viven con depresión.

La OMS ubica a  Colombia por encima del promedio mundial con un 4,7 por ciento , lo que genera mayor  preocupación entre los especialistas y autoridades en salud, aún más cuando la consulta es uno de los mayores inconvenientes pues, la Asociación Colombiana de Psiquiatría indica que solo uno de cada 10 colombianos con depresión recibe tratamiento adecuado.

El especialista Montoya agrega que la navidad es  una época cargada de gran afectividad, tanto positiva como negativa y que en términos de salud mental se le ha considerado siempre como un periodo de alto riesgo para aquellas personas que sufren de depresión, afirmando que 3 de cada 5 personas que consultan en esta época del año se sienten tristes, abatidas y con una sensación de vacío.

Vea también:

Cáncer de mama: un “sobrediagnóstico” que preocupa al mundo médico

 “Se trata de un trastorno latente, que viene de tiempo atrás y que se manifiesta en estos días en que se tiende a reflexionar. El sólo tener que pensar en las reuniones con familiares, genera un estrés, porque es casi tener que ceder al compromiso y a las normas sociales”, agrega el doctor Montoya.

Los medios de comunicación y la publicidad muestran vidas casi perfectas y a la que la gran mayoría de colombianos no tiene acceso, los problemas económicos y de desempleo son la realidad de muchos, y en esta época del año con las fiestas decembrinas la brecha con el panorama que se vende se hace aún mayor.

“Súmele el estrés que representan los regalos, los compromisos, las reuniones de trabajo…todas las imposiciones de la sociedad moderna, que desencadenan en estos trastornos parecidos o asociados con una depresión”, afirma la doctora Vilma Rengifo, psicóloga del Centro Médico Imbanaco.

Los síntomas de la llamada “depresión navideña “son similares a los de una depresión común, tristeza,  visión negativa de la vida y de los acontecimientos, desánimo  e incluso incapacidad para realizar algunas actividades.

La doctora Maria Amelia Bueno- del medina alternativa y ayúrveda del Centro Médico Imbanaco manifiesta que “Esta es una época donde se mira más al pasado y al futuro… lo que se quiso hacer y no se logró, se reflexiona sobre los errores, las personas hacen auto juicios constantes, además de pensar en el futuro y, cuando llevamos movemos los pensamientos, la mente  lejos del presente se tiende a sentir ansiedad que puede convertirse en depresión.

Sin embargo, es importante distinguir entre una tristeza pasajera y una verdadera depresión, por eso advierte la doctora Bueno que, si ese malestar y ansiedad persisten o no permiten seguir la rutina normal empeorando cada día, esa persistencia prende las alarmas sobre una depresión clínica

 “Es una época propicia para traer los recuerdos – dice el doctor Montoya – la muerte de un ser querido que puede ser el padre, la madre, el hermano o un amigo y que ya no está. La distancia, física o emocional, entre los miembros de una familia, las expectativas insatisfechas, los problemas económicos, la soledad o, simplemente, los malos recuerdos, pueden resultar verdaderos obstáculos para disfrutar de estas fiestas”.

Vea también:

Respiramos a medias, vivimos a medias

No solo la salud mental se puede ver afectada con estos bajones de ánimo, el cuerpo y la salud física también entran en una verdadera disputa entre lo positivo y negativo, siendo esto último los recientes cambios de clima y con ellos la proliferación de virus causantes de gripes y resfriados. Con los bajones de ánimo y energía, el sistema inmunológico se debilita abriéndole la puerta a los gérmenes causantes de estos.

Por eso para los médicos, en esta temporada decembrina su consulta por virosis  aumenta en un 40 por ciento.

Disminuyen los suicidios

El documento de la OMS citado,  estableció que la depresión es 1,5 veces más común entre las mujeres que en los hombres y manifiesta que al año  la depresión cobra la vida de 788.000 personas, sobre todo por suicidio. Si  bien la propia OMS recalca que hay tratamientos eficaces para combatirla, reconoce que más de la mitad de los afectados en el mundo no los reciben.

Paradójicamente según otro estudio, específicamente el de  Emergencias Médicas en el Reino Unido, mientras las consultas al siquiatra se incrementan, las hospitalizaciones y los suicidios disminuyen durante la temporada decembrina.

El doctor Montoya tiene la explicación: “A pesar de generarse  este tipo de trastornos, la mayoría de las familias permanecen unidas para esta temporada. El acompañamiento familiar e incluso de los amigos hace que las personas estén menos propensas al suicidio. – El siquiatra compara con la situación de las guerras: – como la gente permanece más unida en torno a una causa política, religiosa, o de cualquier índole, los estudios demuestran que los suicidios disminuyen sustancialmente en las guerras”, dice.

“El problema no es de la Navidad – coinciden los doctores Rengifo y Montoya – sino que está en cada persona, en su capacidad para obviar o adaptarse al trastorno sicosocial, o crisis que padece.

De igual manera la doctora Maria Amelia Bueno recomienda  enfocar los pensamientos  en el hoy que se está viviendo, encontrar en la respiración y meditación una forma de control para  la “ depresión y el estrés”, y  ¿cómo hacerlo?, la especialista recomienda un sencilla manera, “ sintiendo la entrada y salida de aire cada vez que se respira y si los pensamientos negativos no se alejan repetirlo cada vez que lleguen nuevamente “,  afirma  que esa es una  manera efectiva de  enseñar a la mente a enfocar su atención en el presente.

Adaptarse al entorno, dar prioridad a las cosas positivas que hay en la vida en vez de centrar la atención en la falta de dinero, regalos y demás, así como afianzar los lazos familiares que se convierten en el mejor bastón de sostén ante las dificultades, son las armas más poderosas y eficaces para combatir  la “depresión navideña” y con ella otros problemas de salud.

Por eso si se siente más triste, desanimado o angustiado de lo normal consulte al especialista. Consultar es otra de las principales recomendaciones, pues desde el año 2011 la salud mental ingresó al Plan de Beneficios en Salud en el país.

El próximo jueves 14 de Diciembre de 2017, el Centro Medico Imbanaco en cabeza del Servicio Medicina Mente y Cuerpo con la Dra. Maria Amelia Bueno ofrecerán de forma gratuita la sesión  Meditación y Autocompasión. Se llevara a cabo  a las 7:00 pm en el auditorio Alex Cobo (Torre B – sexto piso).  La sesión contará con la participación de la experta canadiense Dra. Angela Potes.

La opinión de los blogueros no refleja el pensamiento editorial de 90minutos.co

Le puede interesar:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nine + 5 =

Acerca del Autor

Humberto Pupiales

Periodista de la Universidad de la Sabana de Bogotá. Maestría en Periodismo, en Buenos Aires, Argentina. Ejerce el periodismo científico desde hace 15 años. Actualmente es el Jefe de Comunicaciones y Prensa del Centro Médico Imbanaco de Cali

Noticias Relacionadas