Lunes, Julio 16 2018

Deportivo Cali gustó, goleó y borró a Millonarios en Palmaseca

La noche fue histórica. El Palmaseca no se quedó atrás, y pese a los resultados previos, más de 25 mil personas estuvieron en las graderías para no perderse una nueva versión del clásico entre verdes y azules. La tarde-noche y la posterior luna, estuvo acompañada de una lluvia, que refrescó la garganta de los hinchas …

Deportivo Cali  gustó, goleó y borró a Millonarios en Palmaseca

La noche fue histórica. El Palmaseca no se quedó atrás, y pese a los resultados previos, más de 25 mil personas estuvieron en las graderías para no perderse una nueva versión del clásico entre verdes y azules.

La tarde-noche y la posterior luna, estuvo acompañada de una lluvia, que refrescó la garganta de los hinchas verdiblancos en las cinco ocasiones que gritaron gol.

Sin embargo el panorama pareció ser oscuro. Solamente tres minutos de juego, le bastó al equipo dirigido por Ricardo Lunari para ponerse en ventaja. Un cobro de tiro libre del argentino Federico Insúa, fue desviado por su compatriota Cristian Nasuti, quien en contra, abrió el marcador para los visitantes.

Pese a ello, los azucareros tenían de regreso al Pecoso Castro en la línea para revertir el error. Sin dejarse opacar por el frío en Palmaseca, y de la mano de un talentoso de nombre Rafael Santos Borré, el Deportivo Cali no se vio a gatas ante el marcador adverso.

Santos Borré le regalará a su padre el balón del juego, que se llevó a casa por su tripleta

Cuando el cronómetro marcó el minuto 19, comenzó la magia. Un pase de Yerson Candelo, quien levantó su nivel con respecto a las últimas fechas, permitió que Borré, anticipando la salida del portero Vikonis, concretara el empate y estallara las gargantas de los asistentes.

De ahí en adelante el show tuvo sabor a azucar. Con el balón al suelo, logrando conseguir más de cinco pases seguidos y haciendo transiciones de defensa a ataque con velocidad, los dirigidos por Castro encontraron la manera de hacer ridícula a una defensa, que con la lesión de Enriquez, tuvo que armar de nuevo el cuatro en el fondo.

La segunda alegría llegó ocho minutos después. Un centro de costado de Candelo, fue aprovechado por Germán Mera, quien con un certero frentazo, puso el balón en el palo más lejano del golero azul y le dio la ventaja al Cali, ilusionándolo con una noche inolvidable.

El tercero no tomó mucho tiempo. Una irresconosible defensa, no fue capaz de controlar a los juveniles Borré y Preciado, quienes fueron los protagonistas del tercer tanto. Un saque de arco de Hernández, fue bien pivoteado por la figura de la cancha, permitiendo que Preciado quedara en un duelo con Torres, ganándole en velocidad y definiendo con potencia al palo que defendía Vikonis. 3-1 y la fiesta pasó de ser millonaria a azucarera.

Los primeros 45 minutos se fueron así, con un Cali apabullante y certero y un Millonarios, que no generó muchas opciones de gol, y las que tuvo, no logró concretar.

Para la segunda mitad, sin cambios, el Deportivo Cali salió con la misma actitud y los visitantes, con las mismas ventajas. Al minuto 60, ya el marcador fue histórico. Un error en la salida de Millonarios, fue aprovechada por el paraguayo Mendieta, quien con magistral pase a Borré, hizo que el juvenil con un remate cruzado, venciera por segunda ocasión el arco rival y ampliara la ventaja a una noche de ensueño.

Millonarios no tuvo reacción. Lunari, en el banco, intentaba algunos cambios que al final no tuvieron resultado. La noche azul fue oscura, y tras la derrota conseguida la fecha anterior frente a Tolima, veía como, por segunda vez, volvía a la capital sin puntos.

Palmaseca, emocionado con el resultado, recibió a un hijo de casa. El ingreso de Mayer Candelo en los azules, parecía la salida de un jugador local. Desde occidental, los aplausos se hicieron notar. La noche, aguardaba para recibir a un ídolo con años y a otro, que esperaba por su tercer tanto para salir en hombros.

Y fue solamente a diez minutos del final, cuando la palma de la mano completó sus dedos, cada uno con un tanto. Una falta de Fabián Vargas sobre Mendieta en el área, fue decretada por el central Adrián Vélez como penalti.

La discusión entre Borré, Mendieta y Preciado, por quien cobrar el tiro de los once pasos, fue resumida en una noche para no olvidar. Rafael Santos Borré, fue el encargado de firmar su primer Hat Trick y de cerrar un partido, que hace días, los hinchas azucareros soñaban con ver.

Al final, los aplausos se quedaron cortos. La barra coreaba al Pecoso, pero había un juvenil que dejó tatuado su nombre en la cancha. Santos Borré salió como un ídolo y las 25 mil personas en las graderías, no se movieron hasta despedir a quien espera consolidarse como el nuevo artillero del Cali.

Hinchas verdiblancos recuperaron la fe en su equipo

Ese artillero, que en la década de los 90, bajo la dirección del mismo Pecoso, tenía el apellido de Bonilla o Ricard. Hoy, nace un nuevo goleador en las filas azucareras y fue Millonarios, el primer testigo de su proeza.

Formaciones:

El Cali formó con: Ernesto Hernández; Helibelton Palacios, Cristián Nasuti, Germán Mera, Frank Fabra; Juan David Cabezas, Andrés Pérez, Yerson Candelo, David Mendieta; Rafael Santos Borré, Harold Preciado. D.T.: Fernando Castro.

Por su parte Millonarios formó con: Nicolás Vikonis; Andrés Cadavid, Román Torres, Oswaldo Henríquez (Luis Mosquera, Min. 22); Dévier Machado, David Silva, Fabián Vargas, Kevin Rendón; Federico Insúa; Jhonatan Agudelo, Fernando Uribe. D.T.: Ricardo Lunari.

Árbitro: Adrián Vélez (Antioquia).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − eleven =

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas