Sábado, Agosto 24 2019

.

Dejar la vida que tenías planeada por aquella que nunca imaginaste

Nadie tiene un manual para ser feliz, no todos tenemos el mismo referente de éxito, pero el común denominador que si está es el hacer algo que amas y que te brillen los ojos cuando lo hagas.

Dejar la vida que tenías planeada por aquella que nunca imaginaste
Crédito de foto: Especial para 90minutos.co

A veces nos enfocamos en cumplir ciertas metas en la vida, como si se tratara de un ‘checklist’ de supermercado.

-Estudio, conseguir trabajo, una relación estable, lograr un buen cuerpo, ganar bien y tener hijos.

Y sin darnos cuenta, nuestro día a día lo dedicamos a cumplir esto y así se nos pasan las horas que se convierten en semanas y rápidamente en años, en los que hemos corrido tanto por cumplir que olvidamos lo fantástico del proceso.

Hasta que un día ocurre -lo mejor que te puede pasar- encuentras algo que te movió el alma y que ni siquiera conocías o no imaginaste que te haría sentir eso; puede ser un hobbie, un arte, un lugar o incluso un nuevo sueño. Y sientes tanta felicidad que incluso piensas que si no ganaras dinero por hacerlo igual lo harías y te brillarían los ojos.

Le puede interesar: 

Soltar: el proceso necesario para vivir como soñamos

Pero recuerdas que ya tienes una vida planeada y que has juntado todas tus fuerzas para cumplir esa vida; aparece entonces la cara de tus papás, las comparaciones de tus amigas, las películas de Hollywood y hasta los libros que alguna vez ojeaste donde te decían cuál es el tipo de vida ideal. Allí, te llenas de pánico y probablemente te confrontas.

¿Cómo abandonar esa vida que has luchado por esa pasión que mueve tu alma? ¿Qué tan loco tiene que estar alguien para soltar la estabilidad y arriesgarlo todo?

Sencillo, pensando en ti. Cuando te despiertes cada mañana, evalúa si lo primero es una queja, si la frase ‘no quiero ir al trabajo’ se ha vuelto una constante, si te has descubierto con los ojos aguados cuando luchas por tener esa casa, ese carro o esa meta laboral porque sientes que le fallas a los demás más que porque lo sueñes realmente para ti. Y responde, ¿estás luchando por algo que te hace feliz o por el ideal de vida que construyeron por ti?

Entonces, sientes miedo y es totalmente normal, todos lo sentimos cuando nos enfrentamos a lo desconocido y cuando nuestra zona de confort nos pide a gritos que no salgamos porque afuera no sobreviviremos. La única manera de entender que SI estamos listas es saltando.

Y sucede lo inevitable…ya no te la pasas en una oficina todo el día mirando el reloj rogando que seas las 6 o talvez sí pero ahora lo haces por tus sueños. Ya no miras cuentas aburridas e informes largos, ahora tu compañía es una cámara y los paisajes tu mejor aliado. O quizá dejaste el arte porque te encantaba la idea de tener una oficina y realmente eres feliz así. Nadie tiene un manual para ser feliz, no todos tenemos el mismo referente de éxito, pero el común denominador que si está es el hacer algo que amas y que te brillen los ojos cuando lo hagas.

Te invito a abandonar la vida que tenías planeada por aquello soñada que jamás imaginaste.

Melissa Hinestrosa

Vea también: 

Tu pareja es directamente proporcional a tu amor propio

Acerca del Autor

Noticias Relacionadas