Miércoles, Diciembre 19 2018

.

Decálogo para sobrevivir al Código Nacional de Policía

Cursa en el Congreso de la República una ley mediante la cual se pretende poner en vigencia un nuevo Código Nacional de Policía. El grupo jurídico de EL GATO, integrado por eminentes constitucionalistas, cuyos nombres mantenemos en reserva por obvias razones de seguridad nacional, elaboró el siguiente decálogo del buen comportamiento extraído de la libre …

Decálogo para sobrevivir al Código Nacional de Policía

Cursa en el Congreso de la República una ley mediante la cual se pretende poner en vigencia un nuevo Código Nacional de Policía. El grupo jurídico de EL GATO, integrado por eminentes constitucionalistas, cuyos nombres mantenemos en reserva por obvias razones de seguridad nacional, elaboró el siguiente decálogo del buen comportamiento extraído de la libre interpretación de las normas que han sido aprobadas hasta el momento, especialmente aquellas referidas a las facultades que tendrá la policía para allanar sin orden escrita, capturar por tentativa de sospecha, multar a los chismosos y otras lindezas jurídicas inéditas en la historia reciente del país, pero muy de boga en las zonas donde gobierna el Estado Islámico. Esperamos que nuestros lectores se tomen muy en serio las siguientes reglas:

  1. NO CAMINE RARO. La policía tendrá facultades para retener hasta por 12 horas a quienes se encuentren bajo el influjo de sustancias estupefacientes o del licor y ofrezcan un potencial peligro para sí mismos o para los demás. Como quiera que los policías no cuentan con las herramientas científicas y técnicas para determinar el estado anímico de las personas que se movilizan por las calles, tendrán que apelar al “ojo clínico”. De suerte que si cojea o se tambalea al caminar tenga mucho cuidado, un policía podrá estar observándolo en cualquier momento.
  2. NO DEAMBULE SIN MOTIVO JUSTIFICABLE. Deambular por las calles y caminar raro pueden constituir un indicio grave de que está “trabao” o “traguíao” (términos tomados del diccionario de modismos utilizado por la policía) y en cualquiera de los dos casos puede ser conducido a las buenas o las malas a una moderna estación de policía.
  3. NO SALGA MOJADO A LA CALLE Y EVITE SUDAR. Si deambula por las calles, camina raro y no se deja llevar por las buenas a una hermosa estación de policía para que los uniformados lo cuiden como se merece, puede ser objeto de la descarga de las pistolas eléctricas que serán utilizadas en adelante por los miembros de la fuerza pública. La humedad corporal puede incrementar la intensidad de la electrocución y dejarlo con algunos resabios, lagunas mentales o lo que es peor: convertirlo en un INDECISUS POLITICUS, que como su nombre lo indica es una especie de ambivalente político que no sabe a qué partido pertenece.
  4. NO CONSUMA LICOR NI ESTUPEFACIENTES DENTRO DE SU VIVIENDA. Si algún policía se entera pueda allanar su domicilio, sin orden judicial, con el fin de llevarlo a una confortable estación de policía para protegerlo de sus alucinaciones o del delirium tremens. Tampoco lo haga en lugares públicos. Hágalo en el bar de Ramona.
  5. NO LE GRITE PENDEJADAS A LA GENTE, NI AL GOBIERNO, DESDE SU VIVIENDA. Cualquier policía podrá allanarle el domicilio, sin orden judicial, para conjurar “las vías de hecho” en que ha incurrido y llevarlo a una confortable estación de policía donde tampoco podrá gritar pendejadas, ni mucho menos hablar mal del gobierno.
  6. NO SEA CHISMOSO. Si es de los que les gusta parar oreja y escuchar conversaciones ajenas, es mejor que empiece a tejer o se busque otro hobby. En adelante lo podrán multar por chismoso, así sea que escuche las tertulias entre su suegra y las fuerzas del inframundo con las cuales se comunica. El Código no establece diferencia.
  7. NO SALGA A PROTESTAR A LA CALLE. Y si lo hace hágalo en perfecto orden sin alterar la libre movilidad. En consecuencia, marche en fila india,  siempre por los andenes, respete la señal de pare y la luz roja de los semáforos, no grite ni haga chistes pendejos, ni camine raro, recuerde que lo pueden retener bajo sospecha de estar “trabao” o “traguiao”.
  8. DEAMBULE ARMADO. La policía tiene autorización para “trasladarlo” a una espaciosa estación de policía, para brindarle mimos y cuidados, si lo encuentran “deambulando en estado de indefensión”, así que ármese hasta los dientes para no incurrir en esta infracción y rece para que no lo capturen por el delito de porte ilegal de armas.
  9. NO AMARRE NI ENCIERRE LAS GALLINAS, PATOS, CANARIOS, LOROS, ETC. La norma prohíbe dejar encerrado o amarrado por tiempo indefinido cualquier animal. En consecuencia, si tiene aves de corral deje que duerman en la sala o en su habitación y eso sí no las mate con métodos crueles como el ahorcamiento con doble torcida de pescuezo, aplíquele primero un medicamento que les induzca un sueño profundo y luego otro que les detenga los signos vitales. Todo bajo supervisión médica.
  10. MANTENGA BIEN LIMPIA Y PEINADITA A SU MASCOTA. La policía podrá allanarle su domicilio, sin orden escrita,  para verificar el estado de su mascota. Si la encuentra “descuidada” podrán sancionarlo.

Y luego décimos que hay dictadura en los países vecinos.

ADDENDA ACLARATORIA: EL PAGO DE LOS COSTOSOS DERECHOS DE AUTOR FUERON SUFRAGADOS POR EL SUSCRITO. EL NOTICIERO 90 MINUTOS NO HIZO NINGUNA EROGACIÓN, NI TENDRÁ QUE HACERLA.

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

five − 5 =

Acerca del Autor

Elmer Montaña

Caleño, padre de familia, abogado santiaguino especialista en D.I.H y cultura de paz, derecho administrativo.Ex fiscal, profesor universitario, asesor y consultor, defensor de derechos humanos y director ejecutivo de la Fundación Defensa de Inocentes.

Noticias Relacionadas