Jueves, Noviembre 21 2019

.

¿Cuándo es necesario replantear tu vida?

¿Es posible que estés pensando más de lo que vives? Como siempre, el universo te manda personas con las palabras indicadas para replantearte si la vida que estás viviendo es la que en realidad soñaste y si por tu “corre- corre” diario no estás olvidando ser feliz. Entonces comienzas a recordar años atrás: ¿cómo te …

¿Es posible que estés pensando más de lo que vives? Como siempre, el universo te manda personas con las palabras indicadas para replantearte si la vida que estás viviendo es la que en realidad soñaste y si por tu “corre- corre” diario no estás olvidando ser feliz. Entonces comienzas a recordar años atrás: ¿cómo te soñabas a esta edad,  ¿qué imaginabas?; lo que vives actualmente, ¿es lo que querías?

-Y es allí donde lo inevitable sucede: te confrontas-. Estás en una relación que no evoluciona, abandonaste tus hobbies, te dedicaste solamente al trabajo, olvidaste tus noches de [email protected] y tomar vino hasta el amanecer, te olvidaste de ti y comenzaste a vivir la vida de alguien más: una señora sin niño interior y con edad mental triplicada -sin ofender a las señoras que a veces tienen más optimismo que tú actualmente-

Por suerte, nunca es tarde y puedes decidir poco a poco (porque siempre será un proceso de tiempo y lo más importante: decisión) retomar todas las personas, momentos y situaciones que te hacían feliz y así comenzar de nuevo a pensar en ti; lo mejor es que en el camino vas a descubrir que no eres la única que vivía esta encrucijada; te digo, nunca es tarde para mandar todo al carajo y reinventarse.

Siempre pensamos que decir NO MÁS es aceptar que somos débiles pero es totalmente lo contrario; es tener el valor para afrontar algo que nos daña, que nos duele, que no nos pertenece, que nos hemos echado al hombro sin ninguna necesidad más que la de agradarle a alguien, encajar o simplemente idealizar y ser políticamente correctos. Es increíble cómo nos volvemos adictos poco a poco e inconscientemente a una especie de masoquismo y dejamos atrás lo realmente importante: nuestro propósito, ese sueño que te tiene aquí, lo que daba brillo a tus ojos cuando la edad era lo de menos y cuando tu vida era menos complicada porque creías en ti. Recupéralo, quizá no en el mismo lugar donde lo perdiste sino en uno nuevo donde puedas ser tú misma y brillar como lo que eres: única.

1 Comentario

  1. cristian

    me alegra mucho leer esto, imagine algún día leer un articulo tuyo, (hasta hoy me acorde de ello) me da alegría toparme con esto, saber que te tomas la molestia de escribir esto tan cierto y mi respuesta personal es SI hoy soy lo que he querido ser siempre, LIBRE Y FELIZ!!! espero hablarte algún día de nuevo jamas me olvide de ti!!! 🙂 😉

    Reply

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

five × 1 =

Acerca del Autor

Noticias Relacionadas