Viernes, Diciembre 14 2018

.

Contraloría culpa a expresidente de Metrocali por millonario detrimento patrimonial

Después de múltiples suspensiones y prórrogas, los plazos contractuales se vencieron, sin que nunca se iniciara la etapa de construcción.

En las últimas horas la Contraloría General de la República profirió la decisión administrativa y legal en la que señala la responsabilidad de la empresa Metrocali, por el incumplimiento del contrato que planeaba la adecuación y construcción de la Terminal Calima, del Sistema Integrado de Transporte de Cali, para la cual fue destinada como anticipo la suma de 6.825 millones de pesos, al contratista de origen israelí, Hafira Ve Hatziva Ltda. Dicha construcción estuvo bajo la supervisión del entonces presidente de Metrocali, Luis Eduardo Barrera Vergara.

El fallo de la CGR se presentó con ocasión de un contrato de Adecuación de Estudios y Diseños, y Construcción de la Terminal Calima y, a la que se le consignó como un pago anticipado al contratista para la destinación específica de la compra de materiales, planta y equipos que serían utilizados para la construcción.

No obstante, el dinero destinado para ello supera los 6.000 millones de pesos y fueron utilizados para pagos de gastos personales y de vehículos, así como la compra de tiquetes aéreos sin que se cumpliera el objeto del anticipo, ni el inicio de la obra que correspondía a la cabecera localizada en la carrera 1ª entre las calles 70 y 73 de la capital del Valle.

Los anticipos pagados al contratista no fueron devueltos a la entidad afectada y, ocasionaron un detrimento patrimonial en cabeza de Metrocali.

Ante la gravedad de lo ocurrido, el Contralor Edgardo Maya Villazón puso en conocimiento, tanto del Fiscal General como del Procurador General, el fallo con responsabilidad dentro del proceso fiscal, que es una decisión de carácter definitivo.

Cabe recordar que, el presidente de Metrocali par a la época era LUIS EDUARDO BARRERA VERGARA, quien suscribió el Acta de Inicio de Ejecución y entrega del anticipo al contratista, y fue hallado fiscalmente responsable, en forma solidaria, junto con la empresa contratista HAFIRA VE HATZIVA LTD – SUBSIDIARIA COLOMBIA y su representante legal GUI CHEN.

Se trata uno de los casos de más alto impacto regional, tanto por la naturaleza de la entidad afectada, como por la gravedad de los hechos evidenciados:

  • Verificados por la Contraloría General de la República los soportes presentados por HAFIRA VE HATZIVA LTD – SUBSIDIARIA COLOMBIA para justificar el uso del anticipo, se encontraron conceptos como gastos de personal, compra de tiquetes aéreos, reembolsos de caja menor para gastos de papelería, gastos de vehículo y pago de renovaciones de la matrícula mercantil, entre otros.
  • La interventoría del contrato había manifestado con antelación, que la mayoría de los documentos que soportaban el gasto contra el anticipo, no cumplían las exigencias legales que regulan la actividad contable y financiera del país, ni los requisitos establecidos por la DIAN.

Ante la gravedad de lo ocurrido, y en su condición de Denunciante Calificado, el Contralor Edgardo Maya Villazón puso el fallo de responsabilidad fiscal en conocimiento tanto del Fiscal General, Néstor Humberto Martínez Neira, como del Procurador General, Fernando Carrillo Flórez, para que, en el marco de sus competencias, inicien cuanto antes las investigaciones a que haya lugar, preferiblemente dándoles el carácter de urgente.

Características del contrato origen del detrimento

METROCALI S.A. suscribió el 18 de octubre de 2007, el Contrato No. MC-OP-03-07 con la firma de origen israelí HAFIRA VE HATZIVA LTD – SUBSIDIARIA COLOMBIA, por una cuantía inicial de $22 mil 750 millones de pesos, y un plazo de   10 meses y 15 días. Sin embargo, el acta de inicio sólo se suscribió hasta el 24 de marzo de 2009, es decir, 1 año y 5 meses después de su firma.

Además, desde su inicio y después de múltiples suspensiones y prórrogas, sólo se agotó la etapa de preconstrucción, por un periodo de 508 días, hasta el 30 de noviembre de 2010, sin que nunca se diera inicio a la etapa de construcción de las obras.

Con la suscripción del acta de inicio, el 24 de marzo de 2009, METROCALI S.A. le pagó a la empresa contratista $6 mil 825 millones de pesos, correspondientes al valor del anticipo, pactado en el 30% del valor del contrato y que debería tener como destinación específica la compra de materiales, planta y equipos, obligándose la empresa contratista a presentar las facturas y demás documentos necesarios para probar que el uso dado al anticipo, correspondía a lo contractualmente pactado.

Finalmente, cabe resaltar que, la Terminal Calima sería construida por  Hafira Ve Hatziva Ltd y, a su vez se diferencia de la Terminal Paso del Comercio que fue realizada  por MECO-SAINC

Metrocali responde sobre el fallo de la Contraloría

Conocido el fallo de la Contraloría, Metrocali emitió un boletín oficial en donde da a conocer su postura en relación con lo expresado por el ente de control de los servicios públicos sobre las obras de la Terminal Calima del Mío:

“En efecto, el proceso de la Contraloría tuvo su origen en el manejo inadecuado del anticipo del 30% que le hiciera el entonces presidente de Metrocali, Luis Eduardo Barrera, a la firma israelí Hafira Ve Hatziva (subsidiaria Colombia) por $6.825 millones para la adecuación de estudios y diseños y construcción de la mencionada terminal, obra que los israelíes nunca ejecutaron y que estaba proyectada por un valor total de $22.750 millones. Esta terminal denominada hoy “Paso del Comercio” tuvo que ser ejecutada posteriormente con cambio de diseños y con nuevos recursos aportados por Metrocali.

La actual administración también reconoce todas las gestiones hechas por las direcciones de Metrocali, posteriores a la administración Barrera, tendientes a dar a conocer y denunciar los hechos a las autoridades competentes, con el propósito de recuperar los recursos y sancionar a los responsables de las irregularidades.

Es así como a partir del 21 de marzo de 2012, se dio inicio a los requerimientos de parte de María del Pilar Rodríguez, presidenta de la época, dirigidos a Hafira Ve Hatziva, a fin de que reintegrara el valor entregado por concepto de anticipo y adicionalmente se efectuara la prórroga (renovación) de la garantía bancaria inicial.

Ante la negativa a reintegrar este dinero, el día 24 de mayo de 2012 se requirió al Banco de Bogotá buscando hacer efectiva la garantía. El pago fue negado por la entidad bancaria aduciendo el incumplimiento de requisitos esenciales para que se pudiera hacer exigible la misma, esto es que el dinero que se iba a garantizar debía estar irrevocablemente depositado en la cuenta de Banco Hapoalim B.M, en una cuenta en Tel Aviv (Israel), condición que al parecer nunca se cumplió.

Tras estos hechos, la entidad el día 9 de mayo de 2013, mediante Resolución Nº 1.10.160 resolvió liquidar unilateralmente el contrato MC-OP 03-07 que se había firmado en 2007 con la firma israelí.

A través de su grupo de abogados, elaboró un informe diagnóstico mediante el cual se concluyó que en el desarrollo de este contrato se habrían podido cometer una serie de conductas penales las cuales se produjeron en detrimento directo de los intereses de Metrocali y que además era un deber como servidores públicos dar traslado de lo ocurrido a las autoridades para que efectúen sus investigaciones y adopten las decisiones que en derecho correspondan.

En consecuencia, el día 22 de noviembre de 2013 fue instaurada denuncia penal de carácter averiguatorio ante los hechos mencionados, por los presuntos delitos de abuso de confianza calificado y agravado, peculado por apropiación, peculado culposo, contrato sin cumplimiento de requisitos legales, prevaricato por acción y prevaricato por omisión y por establecer los presuntos responsables.

La denuncia le correspondió por reparto a la Fiscalía 100 Seccional de Cali, la cual, luego de asumir el conocimiento ordenó a policía judicial una serie de labores de investigación encaminadas a establecer la ocurrencia de los hechos denunciados y los presuntos responsables. De manera reiterada el apoderado judicial de Metrocali ha insistido en solicitudes de informes y de impulso a dicha investigación; sin embargo, a la fecha no se ha obtenido avance alguno.

En la actualidad no se han producido capturas, ni imputaciones o vinculaciones formales por los hechos denunciados. Se está a la espera de actuaciones por parte de la Fiscalía como órgano de persecución penal.

Por otro lado, Metrocali a fin de recuperar los $6.825 millones del anticipo más los intereses, en el 2015 presentó una demanda ejecutiva contra la empresa israelí. Actualmente, dicho proceso se encuentra en apelación ante el Consejo de Estado”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 16 =

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas