Sábado, Noviembre 18 2017

.

Celebra con nosotros el ‘Día Internacional para la Protección de los Osos’

Factores asociados al cambio climático, la tala indiscriminada de árboles y la degradación del suelo, llevarán a que en los próximos 30 años, el oso andino experimente una reducción en su hábitat cercana al 30%.

Celebra con nosotros el ‘Día Internacional para la Protección de los Osos’

Con motivo del ‘Día Internacional para la protección de los Osos’ que se celebra este martes, 21 de febrero, Parques Nacionales Naturales de Colombia rinde un homenaje a este ícono de nuestra biodiversidad a través de las redes sociales con la campaña #PonteLosAnteojosPorLaVida.

La campaña que consiste en subir fotografías a las redes sociales, simulando unos anteojos con las manos utilizando el hashtag #PonteLosAnteojosPorLaVida, tiene como objetivo compartir información sobre esta especie que ha sido catalogada como vulnerable por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y además llevar a la reflexión sobre las acciones que podemos emprender para garantizar su supervivencia.

Según la directora de Parques Naturales de Colombia, Julia Miranda, “esta es una campaña muy importante porque permite que aquellos colombianos que vivimos en las ciudades nos concienticemos de su valor e importancia, y aquellos que viven cerca de su hábitat aprendan a convivir con ellos”.

El único oso de suramérica

El oso andino es un animal que puede medir hasta dos metros y alcanzar un peso cercano a los 125 kilos, habita a lo largo de la Cordillera de los Andes, desde Venezuela hasta Bolivia, pasando por Colombia, Ecuador y Perú y tiene presencia en 23 de los 59 Parques Nacionales Naturales del país como son Chinganza, Farallones, Las Orquídeas y Puracé, entre otros.

Llegan a la edad adulta entre los tres y cinco años. El tiempo de gestación del oso de anteojos dura entre seis y ocho meses, luego de los cuales la hembra pare hasta dos crías.

El único oso de Suramérica es en gran medida vegetariano. Come sobe todo frutas silvestres, rizomas, bulbos y bromelias, aunque también llega a consumir carcasas de animales muertos.

Transita por áreas muy amplias. Un macho cubre hasta 61 kilómetros cuadrados.

En Colombia podría haber hasta 8.000 osos de anteojo. También lo conocen como oso andino, frontino, careto, enjaquimado, congo, oso de las nubes, manaba (Tunebo), mashiramo (Yuko-yukpa), wii (Embera-katio), cucumari (quechua).

Una especie fundamental

Al dispersar semillas sobre grandes superficies, el oso de anteojos cumple un rol esencial para la vitalidad y el futuro de los bosques andinos.

Su presencia es además un poderoso indicador de la salud de los ecosistemas y dinamiza la vida de los bosques cuando derriba arbustos y ramas para buscar alimento. Para numerosos grupos indígenas el oso de anteojos es un animal sagrado, un ser mágico que algunas culturas era un vínculo entre el cielo y la tierra, un mediador entre el bien y el mal o un hermano mayor.

El oso de anteojos es además una especies sombrilla. Su conservación beneficia la protección del páramo, de los bosques de niebla y de decenas de especies que habitan estos ecosistemas. De estos espacios viene el 70% del agua que consumen los colombianos.

Podría extinguirse

Factores asociados al cambio climático, la tala indiscriminada de árboles y la degradación del suelo, llevarán a que en los próximos 30 años, el oso andino experimente una reducción en su hábitat cercana al 30%. Por este motivo, el Oso Andino ha sido seleccionado como Valor Objeto de Conservación (VOC) por varias áreas protegidas del Sistema de Parques Naturales.

Algunos campesinos lo cazan porque daña sus cultivos y puede llegar a atacar los animales domésticos. A pesar de ser un animal huidizo, tímido y de que no hay registros de ataques contra humanos, algunos piensan que es peligroso.

Hay también quienes matan los osos para traficar con su grasa y sus garras por tener supuestos beneficios médicos. Y todavía hay gente que los caza para tener trofeos.

Según la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), el oso de anteojos está en peligro de extinción, en la categoría “vulnerable”.

Este importante homenaje se realiza dentro de las actividades de comunicación y educación del proyecto de conservación del oso andino llamado “Conservamos la Vida” una iniciativa del Grupo Argos, Wildlife Conservation Society y Parques Nacionales Naturales, con el apoyo de Argos, CELSIA , EPSA Y la CVC.

De igual manera, los campesinos o quienes compartan habitat con los osos andinos deben tener en cuenta algunas recomendaciones para evitar riesgos y, a su vez, no atentar contra el oso:

  • Mantente a distancia: si ves un oso no lo molestes y retírate en calma. Si es una osa con crías, recuerda que toda madre en esta etapa cuida y protege a sus pequeños.
  • Utiliza sonidos fuertes en el lugar donde viste el oso ya que se asustan fácilmente con el ruido.
  • Mantén el ganado cerca a tu casa, evita que pastoree libre dentro del páramo o el bosque dado que las vacas pueden enterrarse y otros animales aprovechen para comer. Podrías pensar en cercar tu finca.
  • Intenta mantener ganado adulto en el grupo, son expertos para proteger a los más jóvenes.
  • Vigila tus vacas durante el parto, la placenta puede atraer animales silvestres.
  • Entierra los restos de la vaca que ha sido depredada, puede ser un cebo para atraer animales carroñeros.
  • Informa lo antes posible a la autoridad ambiental más cercana.

Acerca del Autor

Noticiero90Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas