Martes, Junio 19 2018

.

“Cali va a ocupar un puesto definitivo en el posconflicto”

Como nos tiene acostumbrados, Monseñor Darío de Jesús Monsalve, arzobispo de Cali, habla sin pelos en la lengua. En estos días de Pascua les dice a los colombianos, y los caleños en particular, que le apuesten a la paz, que abran espacio en la mesa de La Habana al ELN y a las bacrim y …

“Cali va a ocupar un puesto definitivo en el posconflicto”

Como nos tiene acostumbrados, Monseñor Darío de Jesús Monsalve, arzobispo de Cali, habla sin pelos en la lengua. En estos días de Pascua les dice a los colombianos, y los caleños en particular, que le apuesten a la paz, que abran espacio en la mesa de La Habana al ELN y a las bacrim y que conviertan a la capital vallecaucana en la capital del posconflicto. Y también, regaña a los ricos sin conciencia social.   

Monseñor el mensaje para la gente que entra en esta época de reflexión, recogimiento en esta temporada de semana santa…

En un país como el nuestro se siente con mucha urgencia esa necesidad de cambiar de vida, del cambio personal, del cambio de la conducta y es lo primero que quisiéramos ofrecer a cada persona. Esto no es cosa de tiempo, ni de procesos largos, es cosa de comenzar ya. Aprovechemos la persona de Jesucristo, aprovechemos la gracia del perdón, aprovechemos esa oportunidad de reconciliación con nosotros mismos, con la vida, con el prójimo que nos ha herido y al que le podemos dar un perdón gratuito, o al que le hemos hecho un mal y con el que podemos comenzar a hacer una reparación.

El sermón en Semana Santa estuvo dedicado a la paz, claro…

Este año estamos predicando con mucho énfasis el compromiso de todos con la paz de Colombia. Esto no deja de ser un tema permanente pero, sobre todo, es una oportunidad porque el país está recibiendo unos signos de cambio de parte de las FARC, que esperamos sean sinceros y duraderos.

El tener allí el encuentro con las víctimas, el reconocer las equivocaciones y atrocidades en alguna medida, el decretar un cese unilateral del fuego, el entrar ahora en un programa de desminado de zonas ciudadanas, en fin, yo creo que son unos signos que no deben pasar desapercibidos para ningún hombre y mujer en este país, por terco que fuese.

 ¿El proceso de paz necesita más actores?

Yo le estoy diciendo al Ejército de Liberación Nacional (ELN) que también entre en esta mesa de diálogos, que aproveche la coyuntura de la conmemoración de los 50 años (el próximo 15 febrero de 2016) de la muerte del padre Camilo Torres Restrepo para retomar esos valores cristianos que alguna vez significaron una especie de soporte para esa lucha armada y que ahora deben significar un soporte para la paz y la reconciliación.

Si Camilo viviera hoy, seguramente cumpliría 87 años de edad (creo que murió a los 37), estaría trabajando por el diálogo, por la reconciliación ante el río de sangre y de sacrificios inmensos de seres humanos, de riquezas naturales y oportunidades que ha tenido Colombia y que no están conduciendo ni a un cambio.

Monseñor, ¿en ese diálogo, en ese acercamiento con el estado caben otros grupos ilegales como las Bacrim? ¿Usted piensa que hay más gente que está al margen de la ley que debía involucrarse en este proceso?

Yo creo que en este proceso no se puede dejar por fuera a nadie. Me parece que también deben estar estas bandas criminales u organizaciones que derivaron de las autodefensas, del paramilitarismo y que ahora llamamos Bacrim, que son estructuras cuyos jefes, en varias ocasiones, han intentado que se abra esa mesa de sometimiento a la justicia pero un sometimiento concertado.

¿Concertado?

Sí. No simplemente un sometimiento porque hayan sido vencidos, muertos o detenidos, sino concertado porque hay mucha gente que ellos han reclutado, sobre todo jóvenes en las ciudades y que podrían ser exonerados de cárcel o darles un tratamiento que permitiera su retorno pronto a la normalidad.

¿Quiénes más deben participar activamente de las mesas de diálogo?

Yo creo que la mesa de diálogo por la paz se enriquece mucho cuando se hace un proceso general de la Nación, con varios sectores sociales y con el empresariado. Hay sectores del empresariado demasiado sinónimo de lucro, es decir que sólo piensan en su lucro, en aumentar sus capitales y en aparecer en la lista de la revista Forbes. No han pensado en cuánto de sus excedentes se están dedicando a generar ilegalidad.

¿Cuál es el papel de Cali en todo esto?

Me parece que es una ciudad que va a ocupar un puesto definitivo el posconflicto colombiano y va a tener una resonancia muy grande en todo el tema económico del Pacífico y de las alianzas en las que Colombia está incursionando. Cali es una ciudad región, es una ciudad con un potencial inmenso; pero desde el punto de vista más humano es una ciudad que tiene que afrontar fenómenos diversos para que la población que ya ha llegado eche raíces, vuelva a recuperar un arraigo en la familia, en lo afectivo, en la vecindad, en lo espiritual, en la fe, en la creación de cultura y de arte. Me parece que Cali es muy marcada por el desarraigo y por la desintegración ciudadana.

 Hay más de 24 precandidatos a la Alcaldía de Cali, que parece ser “botín precioso” para la clase política, ¿qué le diría usted a estos señores y señoras?

A estas señoras y señores quiero decirles que la ciudadanía les reconoce su deseo de servir y ojalá que más que un deseo sea un compromiso muy sincero. Lo más importante para Cali no son los que se presentan a ser elegidos sino los electores. El llamado tiene que ir a toda la gente que vota, y a los que no votan, para que tomemos conciencia de que esta ciudad tiene en algunos aspectos en “cuidados intensivos”: la movilidad en el sur, por ejemplo; el tema carcelario, como otras ciudades; en el tema de la vinculación de niños, adolescentes y jóvenes al sistema educativo y de capacitación productiva, deportiva y artística. Hay temas que no dan espera y que requieren un compromiso muy decidido de la Administración Municipal, de la Cámara de Comercio, de los empresarios, los industriales y de todas las instituciones. La Iglesia está ahí ayudando y tratando de abrir senderos. Los invitamos a todos, a los líderes sociales, a los políticos y a los empresarios para que nos pongamos juntos el overol de constructores de ciudad

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

fifteen + fifteen =

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas