sábado, septiembre 25 2021

.

Torta de Choclo

La que hoy presento, está preparada en un sartén antiadherente, evitando así el uso de la harina de trigo después de engrasarla.

Los recuerdos mueven mi alma y con ello mis manos.

Mi mamita Judith con dulzura colocó en mí la impronta de la cocina. “Mamita” era como llamábamos a las abuelas en la infancia.

Uno de sus grandes regalos fue hacer que las tortas se convirtieran en algo sutil, sencillo y cotidiano. Ella no lo tenía horno, así que mágicamente las preparaba en ollas y sartenes. Los engrasaba con mantequilla de vaca, los enharinaba – cubría la superficie con harina – y finalmente vertía la mezcla de la torta, cuidando que esta solo llegara hasta la mitad del recipiente.

Le puede interesar: 

Recrear la ancestralidad con Sopa de Carantanta

Ponía la ollita o el sartén sobre carbones encendidos, tapados con un plato hondo esmaltado que contenía más carbones en forma de brasas y que encajaba perfectamente en la boca del recipiente.

Era bellísimo ver como se doraba el bizcochuelo o una torta, pero EMOCIONANTE cuando se compartían acompañados por un vaso de leche.

Hoy entrego en este blog la torta que me enseñó a preparar después de un día de cosecha en Betania (Valle), lugar donde quedaba la finca del tío Phanor, la tierra de mis padres, la que eligieron mis abuelos para tener su descendencia y la que viene una y otra vez a mi mente cuando cocino.

La que hoy presento, está preparada en un sartén antiadherente, evitando así el uso de la harina de trigo después de engrasarla.

Secretos:

  • Observa con cuidado como desgranar la mazorca, así la aprovechas totalmente. Luego pasa los granos por un molino o procesador evitando que queden muy molidos, así no tienes que usar harina de trigo para afirmar la mezcla.
  • Coge los huevos y separa las claras y las yemas. Bate las claras a punto de nieve, así le ayudas a dar volumen a la mezcla y haces una terapia.
  • Antes de voltear la torta, engrasa el plato sobre el cual lo vas a hacer, facilitando el paso de la torta al sartén nuevamente. Esto permite que la masa se deslice suavemente y no se dañe antes de llegar nuevamente al sartén.
  • Disfruta de esta preparación sencilla y siente como hilos que vienen del cielo te conectan con nuestros ancestros.

Le puede interesar: 

Aprenda paso a paso a preparar los tradicionales buñuelos de navidad

Sigue nuestras redes sociales:

Acerca del Autor

Noticias Relacionadas