Viernes, Diciembre 14 2018

.

Bacterias intrahospitalarias: amenaza invisible

Un estudio de la Organización Mundial para la Salud sobre la seguridad del paciente arrojó que la ‘Pseudomona aeruginosa’ es una de las bacterias más frecuentes en los hospitales.

Cuenta Mauricio Capera que en el año 2011 su papá sufrió un accidente de tránsito que lo dejó en grave estado de salud, a raíz de esto, permaneció en cuidados intensivos en una clínica en Cali. Él esperaba que su papá superara este impasse; sin embargo, una bacteria que adquirió en la UCI le arrebató la vida.

“Entró en urgencias en la Clínica Rey David, debido a la fractura de las cervicales tuvo un paro respiratorio porque le afectó la parte del sistema nervioso. Es por eso  que entró a la UCI, luego de dos o tres días fuimos a visitarlo, pero nos encontramos con la sorpresa de que no estaba en el mismo sitio si no que estaba en cuarentena. Preguntamos a los médicos y nos dijeron que mi papá había adquirido una bacteria fuerte, que lo iban a tratar con antibióticos”, narró a 90 Minutos. Mauricio Capera, hijo del hombre que perdió la vida a causa de una bacteria intrahospitalaria.  

Casos como estos son recurrentes en los hospitales y clínicas del país, la mayoría de veces los familiares no entienden el porqué de estas situaciones, como en el caso de Mauricio quien en su momento, no le vio importancia a las razones del deceso, sino al hecho de que su papá ya no estuviera vivo.

“Debido al pronóstico que tenía mi papá de haber quedado cuadripléjico, entonces no le pusimos mucha atención a lo que fue la bacteria, porque nos decían que era tratable:  que se podía eliminar con antibióticos”, expresó Capera.  

Le puede interesar :

Menores infractores, no todo está perdido

 

José Oñate, presidente de la Asociación de Infectología aseguró que desde hace varios años las bacterias intrahospitalarias son uno de los mayores problemas con el que los médicos deben tratar, cuando de garantizar la seguridad del paciente se trata.

“Es muy cierto que en las clínicas y hospitales se trabaja diariamente, en forma constante en prevención, además se tienen muchas medidas para disminuir la posibilidad de que nuestros pacientes sufran infecciones; sin embargo, existe un alto riesgo de  que personas  que son sometidas a procedimientos quirúrgicos o a procedimientos invasivos como el paso del catéter adquieran desafortunadamente algún tipo de bacteria”, explicó Oñate, presidente de la Asociación Colombiana de Infectología del Centro Médico Imbanaco.  

Por su parte Jhonny Rangel, perdió a su mamá hace un mes, según él, su situación se complicó cuando los médicos decidieron someterla a diálisis, después de esto una bacteria terminó con su vida.

“En la Clinica de Occidente, (la madre de Jhonny) estuvo 11 días en la sala de UCI y después nos llamaron a que fuéramos porque mi mamá se había puesto demasiado grave,que prácticamente ya nos fueramos despidiendo de ella, después de varias horas nos dijeron que mi mamá había fallecido, nosotros estuvimos al lado de su cuerpo, pero nos recomendaron que no la podiamos tocar que ella había fallecido por una bacteria”, contó Rangel.     

Jhonny y sus hermanos quedaron con mucha incertidumbre luego del deceso de su mamá, pues la causa de la muerte era muy lejana a las enfermedades que ella padecía, hasta llegaron a pensar que se trataba de la ralstonia, bacteria que por esos días presentaba un brote en una clínica de la ciudad.

Rangel cuenta que cuando 90 Minutos emitió la nota sobre la Preocupación por bacteria infecciosa que afectó a pacientes de hemodiálisis en Cali , “nos causó mucha inquietud porque mi mamá le empezaron hacer dialisis, nos dijeron que era porque las bajas defensas le causaron una serie de cosas, mis hermanos me llamaron y me dijeron denuncie porque no se sabe si esos equipos están siendo transportado con alguna clase de bacteria”, mencionó Jhonny.  

Le puede interesar:

Trata de personas: comercio inhumano

 

La secretaria de salud del Valle del Cauca, María Cristina Lesmes, indicó que de estos casos, se logró descartar muertes asociadas y que quienes fueron hospitalizados ya están siendo dados de alta.

“Nosotros seguimos adelante en la evolución de un evento, seguimos buscando la causa primaria, estamos haciendo un trabajo interesante con el Invima en el seguimiento de las materias primas y los medicamentos que se han usado, no tenemos una respuesta concreta, tenemos ya aislada la bacteria, sabemos qué es y tenemos un número de pacientes a quienes se les  han tomado todas las medidas necesarias para controlar el brote”, indicó la funcionaria.

Actualmente son tres las bacterias más frecuentes en los hospitales, según Oñate, la mayoría se pueden combatir con antibióticos.

Como “la Eschericha coli, que es la mayor causa de infección urinaria, la Clepsiela pneumoniae que es de vital importancia porque esa bacteria puede crear mecanismos de defensa y también está la Filococos aureus”, agregó el Presidente de la Asociación Colombiana de Infectología del Centro Médico Imbanaco.

¿Pero qué se hace para que los riesgos en hospitales y clínicas sean menores?

En este sentido Oñate recomendó:

“ identificar las personas que ya tienen una infección bacteriana y de acuerdo al tipo de bacterias se toman medidas de contención individual, como aislamientos de la vía aérea a través de  mascarillas y tapabocas”.

Así mismo la Secretaría de Salud explicó que es necesario usar “la técnica de lavado de manos, introspección de procedimientos de higiene y cuidado, la técnicas de limpieza de las áreas”.

En cifras: Bacterias intrahospitalarias, amenaza invisible

Un estudio de la Organización Mundial para la Salud sobre la seguridad del paciente arrojó que la Pseudomona aeruginosa, es una de las bacterias más frecuentes en los hospitales, ya que representa del 11 al 13.8 por ciento de todas las infecciones intrahospitalarias, en las unidades de cuidados intensivos.

Según la Organización Mundial para la Salud  el 50 por ciento de las infecciones intrahospitalarias se podrían evitar con el hábito de lavado de manos.

El estudio también determinó que de cada 100 errores o complicaciones, entre 70 y 80 son prevenibles si se usan los protocolos exigidos en cada centro médico.

Y tenga en cuenta esto: en un solo minuto, nuestras manos pueden hacer contacto con alrededor de 50 mil millones de partículas de suciedad. Así que es recomendable lavar frecuentemente las manos.

Vea también:

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − fourteen =

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas