Lizandro Penagos

Nací en San Antonio Abad del Páramo de Nuestra Señora de los Dolores. Un pueblecito del Tolima que produce café, ganado y mucha lástima. Hizo parte de La Cortina, un muro imaginario de las guerrillas liberales, gérmenes de las FARC-EP. Allí nací, sietemesino. Allí mataron a mi padre hace más de 20 años. Allí vive aun mi madre, sola. Y allí pienso escribir literatura. Mientras tanto, hago y enseño periodismo en la UAO. Hice televisión y una hija. Publico donde me dejan y sobre cómo leo la existencia.

Atículo(s) 187
Julio, 2020
  • Campo

    Una nación a la que ya nada asombra, en la que pasa de todo y no pasa nada, no la sorprende el campo ...

Junio, 2020Mayo, 2020
  • “Los pillaron por maricas”

    Un motel ofrece sus servicios a los clientes habituales ingresando por el parqueadero. En la jerga d ...

  • Mi tía, el mapa y la pregunta

    Alguna vez -siendo yo todavía muy joven- le pregunté qué sintió la primera vez que se le murió un pa ...

  • Bocado de hambre

    No hubo entonces mucho para celebrar en el Día Internacional del Trabajo. El panorama es más desalen ...

Abril, 2020
  • Sala 19

    Fluye tanta información que consumirla y digerirla es imposible; y el cálculo es que se necesitarían ...

  • De la realidad virtual y otros sortilegios

    De las muchas consecuencias que traerá esta cuarentena emerge, tal vez como la más trascendente, la ...

  • Progreso

    Escuche la canción y reflexione. Yo solo puse dos tildes. No se trata de más donaciones sino de mejo ...

Mostrar más Noticias