martes, noviembre 17 2020

.

Aportes hídricos en embalses se redujeron en un 62% en enero

Sin duda alguna la agudización del Fenómeno del Niño, debido al calentamiento del océano Pacífico y el cambio climático, ha afectado considerablemente el transcurso de la región y del país, expertos indican que esto es un hecho meramente natural y la alerta aún no debe ser declarada. Un recorrido por los cinco embalses que surten …

Aportes hídricos en embalses se redujeron en un 62% en enero

Sin duda alguna la agudización del Fenómeno del Niño, debido al calentamiento del océano Pacífico y el cambio climático, ha afectado considerablemente el transcurso de la región y del país, expertos indican que esto es un hecho meramente natural y la alerta aún no debe ser declarada.

Un recorrido por los cinco embalses que surten de energía y agua al Valle del Cauca (Salvajina, Calima, Prado, Sara Brut y Anchicayá), muestra que efectivamente el nivel de los mismos no es el mejor y que están en críticas condiciones a la espera de la llegada de nuevas lluvias.

Sin embargo, el ojo puede más que la razón y a simple vista el problema tiende a ser más grande. El primer caso es el del Lago Calima, embalse generador de energía que pertenece a Epsa y que genera 132 megavatios de los 9.500 que necesita Colombia para su transcurrir.

El embalse, el cual tiene un diámetro de 12,5 kilómetros, hoy se encuentra alrededor de los 10, debido a que ha tenido que ser recogida para del agua para la producción de energía.

Eso quiere decir, que a hoy, el nivel disponible para la generación del recurso está cercano al 18,71 por ciento, muy por debajo del promedio nacional indicado por el Ministerio de Medio Ambiente el cual indicó que era del 25 por ciento.

Mire las fotos del estado del embalse de Calima:

Embalse Calima Especial

Y es que todo tiene una razón completamente natural. El embalse de Calima es abastecido por los ríos Calima y Bravo, los cuales han tenido un promedio en los meses de enero de 11,2 metros cúbicos por segundo. Sin embargo, en el primer mes del 2016 tan solo abastecieron 3,1 metros cúbicos por segundo, teniendo un déficit del 72 por ciento.

“De todas formas estos reservorios o embalses son para el propósito de generación de energía y hoy están cumpliendo con una exigencia muy grande en atender la demanda de energía y abastecer al país en las circunstancias que estamos”, aseguró Germán García Valenzuela, vicepresidente de Generación de Epsa.

Pese a ello, ese descenso en el nivel del agua no afectará el desarrollo turístico del municipio ni tendrá consecuencias en la generación de energía para el Valle del Cauca.

De acuerdo con Leidi Bernal, ingeniera de Epsa para el embalse de Calima, aseguró que éste está en la capacidad de bajar su nivel hasta el 25 por ciento. “En el momento en el que se llegue a ese nivel se utiliza un reservorio de agua que sigue generando energía, por lo que se asegura el abastecimiento a toda la región. De no ser así, los reservorios en otros departamentos le entregarían energía al Valle del Cauca”.

Otro aspecto que preocupa es el turismo en la región. El Lago Calima ha sido un habitual sitio de esparcimiento para los vallecaucanos para la práctica del deporte acuático y el entretenimiento.

Y aunque sí ha tenido el bajón en su nivel del agua, éstos no se han visto afectados debido a que aún hay una gran porción en el embalse.

Los embalses tienen que fluctuar en su nivel, el sector turístico se preocupa -por ejemplo en el embalse de Calima- el cual se ve utilizado en una gran proporción, pero para eso son los embalses y en épocas como la actual, de pocas lluvias, hay una demanda de energía que hay que atender”, indicó Rubén Darío Materón, director de la CVC.

Situación similar viven los embalses de Salvajina , Prado y Anchicayá, perteneciente a Epsa y Sara Brut, quien es controlado por Acuavalle: tienen los niveles bajos, pero no pararán su operación.

Este último es el encargado de abastecer a siete municipios en el norte del departamento y es de los que más ha sufrido los estragos de un Fenómeno del Niño que ha sido catalogado como “anormal”.

Su promedio de nivel de agua está igual que el promedio nacional. Sin embargo, en los últimos días los alcaldes de estos municipios declararon la alerta roja ya que puede estar próximo cortes constantes del preciado líquido.

Asimismo, en embalse de Salvajina varias embarcaciones se han visto afectadas porque quedan estancadas en su recorrido debido al bajo nivel que tienen algunas zonas del mismo.

Según los pobladores del sector, hace por lo menos cuatro meses no llueve sobre el embalse, lo que no ha permitido que este recupere su nivel, por lo que el transporte de cultivos y de bestias se ha complicado, trayendo inconvenientes económicos.

Lo que sí es cierto, es que las autoridades siguen haciendo un llamado para que todos los colombianos realicen actividades que vayan a favor del cuidado de los afluentes de agua y eviten el despilfarramiento del preciado líquido en acciones que deberán ser pospuestas. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + dieciseis =

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas