Jueves, Junio 21 2018

.

“Algún día me gustaría lanzarme para presidente”

Pareciera que el equipo ya estuviera tomando la forma que él busca. Un equipo ofensivo, de temperamento, así como es el: impetuoso, fuerte y preparado. Fernando el ‘Pecoso’ Castro regresó por quinta vez al Cali para cumplir una meta, sacarlo campeón y, por qué no, hacer parte de su nómina dirigencial.   ¿A qué se …

“Algún día me gustaría lanzarme para presidente”
Pareciera que el equipo ya estuviera tomando la forma que él busca. Un equipo ofensivo, de temperamento, así como es el: impetuoso, fuerte y preparado. Fernando el ‘Pecoso’ Castro regresó por quinta vez al Cali para cumplir una meta, sacarlo campeón y, por qué no, hacer parte de su nómina dirigencial.
 
¿A qué se debe el repunte del Deportivo Cali?
 
No es un secreto que es el grupo el primer responsable. Uno como técnico tiene una forma de trabajar y más con un cuerpo técnico que se conoce desde hace muchos años y que tiene una forma especial de vivir y de sentir el fútbol.
 
Pero hay algo que usted tiene que decirles para que hayan despertado de esta manera…
 
La verdad es que ellos lo tienen todo. El preparador físico hace su trabajo y yo formo el equipo; pero es el trabajo el que los ha llevado a que tengan el rendimiento de hoy.
 
¿y cuál es el Cali de hoy?
 
Es un equipo ofensivo, que desde el minuto uno hasta el 90 quiere ganar. Contra Junior lo demostró, pero hay que ser conscientes de que no es un trabajo de un día o de dos, es un trabajo de mucho tiempo y, seguramente, en algunos meses estará el equipo que queremos.
 
Sin embargo, el Cali es un equipo desequilibrado: ha marcado 18 goles en 9 jornadas, pero ha recibido 12 ¿por qué pasa esto?
 
Eso es de trabajar y de corregir, pero eso se trata en la parte interna del grupo. Así como se trabaja en la parte ofensiva, nosotros tenemos que revisar la parte de atrás. Es cierto que hay deficiencias y fisuras que tenemos que corregir, pero no lo hemos echado a un bolsillo roto.
 
Y especialmente hay que trabajar la parte aérea, porque es por donde más daño le hacen a pesar de tener hombres como Germán Mera y Christian Nasuti…
 
Es cierto y hay que mirarlo con el grupo y hablarlo con ellos; cada uno tendrá su versión. Hay que escuchar al plantel.
 
¿Qué diferencia hay entre el Cali que usted encontró y el que hoy tiene?
 
Era un equipo que tenía una forma de trabajar. Los jugadores tenían una forma de ver el fútbol, por ejemplo, era un grupo que no veían bien trabajar a doble jornada; pero, poco a poco, el equipo ha ido entendiendo que así se trabaja mejor.
 
¿Eso quiere decir que el Deportivo Cali hoy tiene la rigurosidad y el temperamento que a usted se le ha conocido?
 
Pues yo quiero que el equipo gane y tenga su sello. Es lógico y normal que vamos a perder y vamos a empatar, pero los jugadores tienen que tener siempre en la mente que hay que ganar y, para eso, hay que trabajar.
 
En el partido frente a Junior se sufrió mucho, ¿por qué los cambios llegaron tan tarde?
 
Con los jugadores que estaban el equipo estaba llegando y llegando y no vi necesidad. El cambio lo decido cuando expulsan a un hombre como Borré. Saco a un volante y meto a un delantero, pero con los jugadores que estaban yo sentía que iba a llegar la victoria.
 
A Guazá lo amonestaron a los seis minutos de haber iniciado el partido ¿Estaba muy enojado con él?
 
Es que yo no me puedo llevar una tarjeta a los seis minutos en la mitad de la cancha. Si el rival va solo y soy la última opción, sí; pero no en ese momento y eso me disgustó. Para jugar al fútbol uno tiene que ser inteligente.
 
A muchos aficionados no les gusta Guazá, ¿cuál es el papel que tiene en la cancha?
 
Guazá es un jugador de experiencia, como lo es Pérez; para mí son los jugadores representativos y el equipo tiene que jugar alrededor de ellos, porque son los maduros.
 
¿Pero Guazá pareciera tener un respaldo especial?
 
Como se lo doy a todos mis jugadores, es uno más.
 
¿Siente que le hacen falta hombres de experiencia?
 
El Cali es un equipo que poco a poco se ha ido encontrando y tiene los jugadores que necesita. Poco a poco va a ir llegando a su nivel, es un equipo que tiene dos meses de trabajo, pero cuando tenga seis u ocho meses, vamos a ver lo que realmente es.
 
¿Eso quiere decir que el equipo que usted quiere todavía no lo tiene?
 
No, el equipo simplemente va. Yo tengo un equipo en mente, todavía hay que corregir y hacer cosas hasta que todo se vaya perfeccionando.
 
¿Dentro de su experiencia, le ha costado trabajar con un conjunto tan lleno de juveniles?
 
No. Mientras un jugador sea bueno, tenga sentido de pertenencia, ética y se le vean esas ganas de hacer las cosas bien con profesionalismo, la edad pasa a un lado.
 
Ahí el papel recae en los jugadores de experiencia, quienes son los encargados de meter en el cuento a los jóvenes. Esto es de profesionalismo y tienen que ir madurando y cogiendo experiencia, porque llega el día en el que la prensa, la tribuna y los partidos los complican.
 
¿Y cree que en algún momento eso le cobre al Deportivo Cali?
 
Yo no creo que el pase eso, el jugador tiene que ser consciente del equipo en el que está.
 
Cuando usted llega al Cali se creó la campaña ‘Empecósate’, ¿pero usted está ‘empecosado?
 
No sé. No puede ser que dos o tres triunfos me saquen de mi día a día. Lo que sí sé es que soy muy feliz haciendo esto y espero seguir siéndolo.
 
Una anécdota: es que en 1996 cuando todo el mundo estaba celebrando el campeonato yo estaba en mi casa viendo otra vez el video, disfrutando del fútbol, es que yo lo asumo de una manera totalmente diferente.
 
Hace días usted decía que no se creía estar nuevamente en el Deportivo Cali, ¿ya se lo empieza a creer?
 
Poco a poco lo voy entendiendo. Estoy en la institución en la que quería estar, a la que soñé hace mucho rato volver, porque es mi quinta vez con el equipo.
 
Ya todo se está adaptando. Cosas que se tienen que adaptar a mí y yo me estoy adaptando a cosas que había en el equipo. Lo que sí estoy buscando es que el jugador piense 24 horas al día en el fútbol.
 
Usted tocó el tema del campeonato del 96, ¿qué diferencia hay entre este equipo y ese que sacó campeón hace ya 19 años?
 
Eran jugadores distintos, porque era un equipo muy maduro, ahora yo tengo muchos jóvenes. Tenía uno que otro que poníamos de las divisiones menores, como el caso de Mayer Candelo que debutó; pero era un equipo maduro y el de ahora es un equipo que tiene jugadores de experiencia y muchos jugadores que apenas están empezando.
 
¿Fernando Castro piensa ya en el final de su carrera?
 
Yo toda la vida he sido de decisiones tajantes. Yo vivo el día a día y no pienso en el mañana porque no sé lo que va a pasar. Solo le a Dios dos cosas: que no me deje ver morir a mis hijos ni a mis nietos y que cuando tome la decisión de irme del fútbol, sea para irme del todo y no volver.
 
Yo aspiro a que el día de mañana yo pueda salir campeón con el Cali y si, al día siguiente, me llama Colpensiones y me dice: “aquí está su pensión”, termino mi contrato y me dedico a trabajar en otras cosas, por ejemplo, puede que vuelva a tener un taller o una empresa o me dedico al campo, que me ha gustado siempre.
 
Pero si me retiro, me gustaría dedicarme a mis hijos porque el fútbol me los ha alejado mucho
 
¿O sea que no descarta que su carrera termine en el Cali?
 
Para mí sería un éxito total. Aunque le confieso que he tenido una idea; yo aquí he sido jugador y he sido técnico y he sido campeón y en una ocasión me senté y dije: Algún día me gustaría lanzarme para presidente.
 
La gerencia deportiva también me puede sonar si algún día me la ofrecen, pero solamente en el Deportivo Cali.
 
¿Tiene algo que decirle a la hinchada del Cali?
 
Que vayan al estadio a disfrutar y a respetar el escenario. A respetar lo que se ve dentro del terreno de juego. Yo no quiero que mañana a mí me sancionen y me digan que el Cali no puede jugar en su estadio, es como si mis hijos no me dejaran entrar a mi casa.
 
Yo le pido de corazón a los hinchas que vamos a disfrutar con lo que hace el equipo en la cancha. Que  mundialmente miren a la hinchada del Deportivo Cali como un ejemplo de comportamiento en la tribuna. Eso de lanzarle cosas al rival no está bien. Hay que tener un buen comportamiento.
 
Por: Julián Collazos
 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

twenty + 18 =

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas