martes, agosto 4 2020

.

Alerta por redes de expendedores de droga en colegios de Cali ¿Qué hacer?

Desde el Concejo de Cali señalan que se debe atacar directamente los expendedores, así como las bandas que están inundando a los colegios de drogas y sustancias prohibidas.

Desde la Presidencia de la República se dio la orden para que en todas las ciudades, la Policía intervenga zonas escolares con operativos que permitan desmantelar las redes de microtráfico que están infestando los colegios de droga.

En Cali la situación a la que se enfrentan los estudiantes, los docentes y los padres de familia es compleja. Drogas como la cocaína, la marihuana y las drogas sintéticas están siendo ingresadas a las aulas, estas son ofrecidas a los estudiantes a bajos precios con el fin de cultivar posibles clientes, es decir adictos en potencia. ¿Qué está pasando con esta problemática en Cali y qué responden las autoridades ante este panorama?.

A  los jóvenes del país, les están ofreciendo sustancia ilegales en las entradas de los colegios y a los alrededores. “Sin tapujos están ofreciendo la marihuana, el perico, las pepas, todo tipo de droga”, declaró un estudiante.

Dicen que son abordados por los expendedores para que inicialmente prueben y luego se vuelvan clientes activos de estas sustancias.

“Nos ofrecen demasiadas cosas, como sea uno ahorita que tiene 18 años es más consciente de las cosas y sabe lo bueno y lo malo, pero le pueden ofrecer a un niño chiquito y él no va a saber, entonces por experimentar va querer probar”, afirmó con preocupación otro estudiante.

Le puede interesar:

Cayeron ‘Los Azulejos’, banda dedicada a la venta de droga en colegios de Cali

Los estudiantes piden que se intensifiquen los controles, ya que la venta de droga incluso trae problemas de seguridad, porque estos mismos expendedores se encargan de robar y de intimidar a la población estudiantil.

“A lo que nos enfrentamos los estudiantes es al peligro que se presenta a la salida y dentro de las instituciones, mucho microtráfico de drogas y el peligro es que pasan muchas personas y tienes el celular afuera, corres el peligro que te lo roben o a veces no tienes nada y por eso también te pueden hacer daño”, mencionó una estudiante.

Los padres de familia por su parte señalan que no se sienten seguros, dejando a sus hijos en los colegios por esta amenaza que está constante y que no respeta estratos socioeconómicos.

Por su parte, Luis Ferney Guío, padre de familia, declaró que es importante que el rol de los padres esté presente para desde la casa tomar medidas de prevención ante esta situación. “ Entraría el trabajo de nosotros como padres estar más pendientes de nuestros hijos, de quien se rodean”, dijo.

El consumo en las aulas de clase está disparado,  de acuerdo con la Secretaría de Justicia y Seguridad de Cali, drogas como la cocaína, el bazuco,  la marihuana y las drogas sintéticas son las que más se comercializan, la población elegida por los jíbaros y expendedores son niños que no superan los nueve años.

“Lo más terrible y lo más triste es que estamos viendo evidencia de consumo desde los 9 años, los jíbaros apuntan a enganchar a los niños desde muy corta edad”,  declaró Andrés Villamizar, secretario de seguridad y justicia de Cali.

Le puede interesar:

Estudiantes del colegio Vivas Balcázar realizan plantón por inconvenientes de traslado

Desde la Presidencia de la República se emitió una orden para que los entornos educativos sean vigilados y libres de droga. 

“Vamos a hacer más de 50 operaciones en los puntos más críticos que se han identificado en el Observatorio del Delito de la Secretaría de Seguridad y Justicia con la Sijin, para disuadir y judicializar a los responsables de estos hechos”, advirtió Villamizar.

Los rectores de algunos colegios de la ciudad aseguran que para atacar esta situación se necesita una política integral, donde participe la Policía de Infancia y Adolescencia, el Instituto de Bienestar Familia, la Personería, la Secretaría de Educación y los padres de familia.

Por su parte, Herminia Amú Molina, rectora de la Institución educativa Celmira Orejuela Bueno, aseguró que “si tenemos un trabajo integral con cultura, con deporte y con todos los entes que tiene que ver con el desarrollo social, nosotros creemos que podemos salir adelante contra el consumo”.

Y es que para los educadores enfrentarse a esta problemática va más allá de la prevención, pues en los entornos escolares ya hay menores con problemas de adicción que necesitan apoyo psicológico y ayuda profesional para poder rehabilitarse.

Por otro lado el rector de la institución educativa Nuevo Latir, Hugo Alberto Lozano, explicó que “inclusive la heroína es una sustancia que se está consumiendo en los sectores donde nosotros estamos, a menor escala, pero también hay un consumo de estas y otra sustancias  y cada vez a menor edad.

Desde el Concejo de Cali señalan que se debe atacar directamente los expendedores, así como las bandas que están inundando a los colegios de drogas y sustancias prohibidas, no se les puede dar tregua dicen los ediles pues en estos colegios está el futuro de la ciudad.

Los operativos en los alrededores de los colegios y en los entornos universitarios se realizarán de manera aleatoria y sorpresiva para no alertar a los que comercializan las drogas.

Vea también:

 

 

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas