sábado, noviembre 21 2020

.

ABC… Dando, por Eduardo Figueroa

  Tildes que vienen y se van   ¿Cómo describir lo que se siente cuando te has esforzado por aprender algo y cuando lo tienes dominado, alguien te dice que eso ya no es así? Voy a poner un caso muy cercano  y que involucra a muchos de ustedes. Se trata de la eliminación de …

ABC… Dando, por Eduardo Figueroa

 

Tildes que vienen y se van

 

¿Cómo describir lo que se siente cuando te has esforzado por aprender algo y cuando lo tienes dominado, alguien te dice que eso ya no es así?

Voy a poner un caso muy cercano  y que involucra a muchos de ustedes. Se trata de la eliminación de tildes en ciertas palabras que antes las llevaban.

Empecemos con los monosílabos. La norma dice que no se tildan, pero…  Cuando aparece el ‘pero’ hay que estar alerta. Eso significa que algo pasa (como cuando en la oficina de personal te dicen: “sí, tu trabajo es bueno, pero…”). Volvamos al ‘pero ’de los monosílabos.

Hay algunos que deben tildarse para diferenciarlos de otros que suenan lo mismo, se escriben igual pero su significado es otro. Por ejemplo, la preposición DE no se tilda, pero sí se tilda DÉ del verbo dar.

Las excepciones de los monosílabos que se tildan son: mí, tú, él (pronombres);  dé (de dar); sé (de  ser o saber); sí (adjetivo y afirmación: volver en sí, dijo sí) más (cantidad); aún (sinónimo de todavía); té (bebida); qué, quién, cuál, cuán (pregunta o admiración).

“Falta la preposición O cuando va entre cifras”, dirá alguno. No, la O ya no se tilda, porque así lo decidió la Real Academia de la Lengua (RAE) a finales de 2010.

Y cuando la RAE se pronuncia, los mortales hispanoparlantes tenemos que aceptar, gústenos o no. En esa misma reforma ‘degradaron’ a otras palabras que se ufanaban de ser bisílabas, pero que realmente son monosílabas y, por lo tanto, no se tildan.  Hasta en esto hay arribismo. Estos monosílabos pretenciosos son, entre otros, Sion, truhan, guion, ion. Agreguemos a esa lista los nombres Juan, Luis y el apellido Ruiz.

La reforma afectó también a la palabra SOLO, que antes se tildaba cuando significaba SOLAMENTE y para diferenciarla de SOLO (solitario). Ahora ya no se tilda en ningún caso.

En este pronunciamiento académico, la RAE echó al traste la tilde de una serie de palabras que bastante trabajo costó diferenciarlas. Se trata de las palabras homófonas (que suenan igual) formadas por adjetivos demostrativos (ESTE caso, AQUELLA chica) y pronombres demostrativos (me quedo con ESTE, prefiero AQUELLA).

Pues bien, gracias a la RAE, los pronombres ESTE, ESTA, ESE, ESA, AQUEL, AQUELLA y sus respectivos plurales ya no se tildan. Se deja la posibilidad de hacerlo, pero en un caso extremo que dé pie a confusiones.

En mi opinión, esta tendencia de simplificar la ortografía es buena. La tarea ahora es desaprender lo aprendido. Quienes nunca lo aprendieron, tienen ventaja.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres − uno =

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas