Martes, Diciembre 18 2018

.

A Tu Salud!, por Humberto Pupiales

  Chikungunya: “FIEBRE QUE DOBLEGA” “La salud humana es un reflejo de la salud de la tierra.” Heráclito Su letalidad está en la agudeza de sus síntomas, como el dolor en las articulaciones que verdaderamente “doblega” a quien padece esta fiebre. Aparte de que se extiende con todo su poder devastador por más de dos …

A Tu Salud!, por Humberto Pupiales

 

Chikungunya:

“FIEBRE QUE DOBLEGA”

“La salud humana es un
reflejo de la salud
de la tierra.”
Heráclito

Su letalidad está en la agudeza de sus síntomas, como el dolor en las articulaciones que verdaderamente “doblega” a quien padece esta fiebre. Aparte de que se extiende con todo su poder devastador por más de dos semanas. El dolor puede extenderse por meses y hasta años.

Sígueme en Twitter @hpupiales

 

Ha despertado la alarma, por la novedad de lo extraño y desconocido y para rematar, por su origen africano, desde donde nos han llegado catastróficas enfermedades, como el VIH-Sida o el Ébola.

Pero no tiene la gravedad o la letalidad (mortalidad) de ninguna de estas enfermedades, ni siquiera de su primo hermano el dengue. La mortalidad es de apenas el 3%.

Sin embargo, su letalidad está en la agudeza de sus síntomas, como el dolor en las articulaciones que verdaderamente “doblega” a quien padece esta fiebre. Aparte de que se extiende con todo su poder devastador por más de dos semanas, mientras el dengue es de una semana.

El virus se describe, inicialmente, en el África Oriental. La Chikungunya traduce, del dialecto de Tanzania, como “fiebre que doblega” u “hombre encorvado”, por la letalidad de sus síntomas. Emigró primero a Italia y posteriormente al resto de Europa, luego a la Florida, en  Estados Unidos y El Caribe, por los procesos de inmigración.

La Fiebre Chikungunya (CHIKV) es una enfermedad ocasionada por un alfavirus de la familia Togaviridae, transmitido por la picadura de mosquitos Aedes aegypti y A. albopictus, el mismo causante del dengue.

El periodo de incubación oscila entre 1 y 12 días, con un promedio de 3 a 7 días. La viremia dura entre 5 a 6 días (incluso hasta 10 días) luego de la presentación de la fiebre.

Según la Organización Panamericana de la Salud, OPS, y la Organización Mundial de la Salud, OMS, a la semana epidemiológica 26 de 2014 (actualización del 27 de junio de 2014), el número de casos acumulados (2013-2014) reportados en los países o territorios con transmisión autóctona de CHKV en las Américas, es de 259.723 casos sospechosos y 4.721 casos confirmados, para una tasa de incidencia de 296,6 casos por 100.000 habitantes. Se notifican 21 muertes.

El contagio se da por la picadura del mosquito contaminado y que hace contacto con una persona con el virus.Otras formas de transmisión pueden ocurrir por transfusiones sanguíneas o sus derivados o la transmisión madre a hijo, particularmente durante la última semana de gestación.

Se puede confundir con el dengue, por la transmisión del mismo vector(Aedesaegypti), por la presencia de fiebre aguda y por el malestar. Sin embargo, mientras en el dengue la fiebre dura alrededor de 7 días, en el Chikungunya puede extenderse a dos semanas, con mayor compromiso articular de manos, tobillos, rodillas. El dolor es intenso. Supremamente incapacitante.

No obstante en el dengue se bajan las plaquetas y se asocia a mayores complicaciones y la  muerte. El chikungunya se asocia a letalidad, pues el dolor puede extenderse a meses y hasta años, como una especie de dolor reumático.

La tasa de ataque es altísima, donde se presenta un caso, seguramente se va a multiplicar, porque el mosquito que pique a un infectado diseminará el virus en todo el entorno. De allí la importancia del aislamiento. Por eso, para las autoridades sanitarias, como el Instituto Nacional de Salud, la presencia del primer caso en Palmira (importado de República Dominicana) evidencia que con el paso del tiempo se reportarán nuevos casos.

No existe tratamiento específico. No hay vacuna. El manejo se remite a soporte sintomático, con base en antipiréticos y aislamiento como mínimo siete días. Lo importante es consultar en caso de presentar cuadro febril, dolor articular agudos, con presencia de brote en la piel, que ocurre en el 30% de los casos.

“Es importante que los grupos médicos, especialmente de urgencias, manejen muy bien la literatura médica de la enfermedad, con el fin de sospechar de la presencia de los casos, con base en la sintomatología”, asevera el doctor José Millán Oñate, infectólogo del Centro Médico Imbanaco.

Según el especialista, un médico frente a un paciente con un cuadro muy agudo de fiebre, dolor muy intenso, el brote en la piel, debe entrar en sospecha, manejo indicado y reporte a las autoridades para iniciar el estudio o investigación.

El Instituto Nacional de Salud, es la única Institución con capacidad para confirmar a través de las pruebas de laboratorio, la presencia del virus en una persona. Y ya está trabajando en el diseño de protocolos de manejo médico, de socialización de la información y de manejo de la información.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 3 =

Acerca del Autor

Humberto Pupiales

Periodista de la Universidad de la Sabana de Bogotá. Maestría en Periodismo, en Buenos Aires, Argentina. Ejerce el periodismo científico desde hace 15 años. Actualmente es el Jefe de Comunicaciones y Prensa del Centro Médico Imbanaco de Cali

Noticias Relacionadas