Sábado, Septiembre 22 2018

.

A sus 84 años murió el cerebro del asalto al tren de Glasgow

En la residencia Carlton Court Care Home, en East Barnet, al norte de Londres, murió el famoso ladrón, Ronnie Biggs, tras un deterioro de salud después de sufrir varios ataques de apoplejía. Ronnie no se arrepintió nunca de su gran robo. Biggs permaneció prófugo de la justicia de Brasil durante más de 25 años, y …

A sus 84 años murió el cerebro del asalto al tren de Glasgow

En la residencia Carlton Court Care Home, en East Barnet, al norte de Londres, murió el famoso ladrón, Ronnie Biggs, tras un deterioro de salud después de sufrir varios ataques de apoplejía. Ronnie no se arrepintió nunca de su gran robo.

Biggs permaneció prófugo de la justicia de Brasil durante más de 25 años, y desde el 2001 residía en el Reino Unido, donde fue encarcelado pero finalmente liberado en el 2009 por razones humanitarias, pues se encontraba muy enfermo.

El famoso ladrón no podía hablar y tenía dificultades para caminar, según su portavoz. La última vez que fue visto en público fue en el pasado marzo cuando asistió al funeral de Bruce Reynolds, quien  fue su compañero del famoso atraco.

Christopher Pickard, quien fue el autor de su biografía, dijo este miércoles a la BBC que Ronnie debería ser recordado como “uno de los grandes personajes de los últimos cincuenta años” y lo calificó como “amable y generoso”, con un sentido del humor que conservó hasta su muerte.

Biggs participó en el robo al tren de Glasgow en Cheddington al norte de Londres, con más de diez cómplices, manipulando las señales de las vías para forzar la detención de los vagones. Con una barra de metal propinó un golpe en la cabeza al conductor del tren, Jack Mills. Dicho golpe le impidió volver a trabajar.

En el robo, los ladrones lograron hacerse a un botín de 2.6 millones de libras, lo que en la actualidad serían aproximadamente 47 millones de euros, la mayor suma robada hasta ese entonces en el Reino Unido.

Escapó a Paris, donde se sometió a cirugía estética antes de hacer una documentación falsa para viajar a Australia, donde vivió unos años con su primera mujer Charmian Powell, hasta que se enteró que la Interpol lo estaba buscando.

Ronnie huyó a Brasil, donde después de divorciarse con Powell, contrajo matrimonio con la brasileña Raimunda, con la que tuvo un hijo y vivió en ese país por más de 25 años. El diario británico ‘The Sun’ lo localizó en Río de Janeiro y contribuyó a su regreso al Reino Unido en 2001.

El ladrón volvió a su país, en medio de un seguimiento mediático, porque se sentía enfermo. Su deseo era morir en Inglaterra. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × three =

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas