Mié, 07/01/2015 - 09:06
Nunca antes ninguno de mis ídolos como Jairo Varela con ‘Niche’ o Alexis lozano con ‘Guayacán’, lanzó un disco en su tierra, como si lo hizo Choquibtown.
node
Foto: Especial para: www.90minutos.co

El pasado 13 de junio fui invitado por “La Muche” al lanzamiento del nuevo disco de Choquibtown titulado “EL MISMO”. Lo que viví en Quibdó; ese caluroso sábado fue impresionante: Desde la llegada al aeropuerto el Caraño, de Quibdó, una valla gigante con la invitación al concierto te recibía, tal cual como sucede en cualquier aeropuerto internacional cuando la ciudad es sede de un evento importante y de impacto general. 

Todos en el avión ya vestían sus camisetas de Choquibtown, haciendo sentir a quien no tuviese la camiseta o la gorra totalmente fuera de moda; como diría un gomelo “si no tienes la camiseta de Choquibtown estas OUT”.  Me cuenta Tostao que se hicieron 3 mil camisetas de forma oficial, pero en la calle habían de lejos mas de 10 mil camisetas de colores y tallas no autorizadas, lo cual prendió las alarmas y cuando fueron a poner las queja, ellos estaban felices, y claro, luego entendí el por qué.

Porque solo cuando algo es conocido, pero sobre todo querido por muchos, pues lo “piratean”. El Malecón frente a la catedral de San Francisco de Asis (San Pacho) fue el escenario donde Choquibtown y La Muche decidieron poner a vibrar a Quibdó y los cientos de espectadores del resto de Chocó y Colombia, porque la ‘Choquibnation’, como dice Goyo, es “la fanaticada de esta banda, una familia, una nación”. 

Pero esta columna pretende significar bien lo que fue ese evento, y por supuesto si usted vive en Cali o Bogotá, le da lo mismo; pero no. Esto fue más que un concierto, fue un hecho político y social, sin antecedentes en la historia del departamento más negro y más olvidado del país: Chocó.

Llevar una producción técnica de luces, sonido y tarimas de la calidad que se llevó hasta Quibdó representaba todo un reto logístico, pues nunca antes se había realizado un concierto de tal calidad y magnitud técnica en el departamento. Recordé la hazaña que hizo Muhamed Ali cuando decidió pelear en África con Foreman, la idea tal, como en el concierto, es que el resto del mundo se fijará en Africa, así como todos los medios reportaron positivamente el “África dentro de Colombia” como dice SLOW.  

Nunca antes ninguno de mis ídolos como Jairo Varela con ‘Niche’ o Alexis lozano con ‘Guayacán’, lanzó un disco en su tierra, como si lo hizo Choquibtown. Este evento fue una provocación y un mensaje directo al estado y al mercado colombiano, pues siempre han llegado al Pacifico con migajas;  Choquibtown y La Muche quisieron enseñarle a todos sus paisanos que: “SOMOS CHOCÓ, SOMOS GRANDES”, y eso logró ser tendencia en las redes sociales, pero sobre todo y mas importante, en los corazones y las mentes de los asistentes al lanzamiento. 

Las lágrimas se me salieron más de una vez, no solo cuando veía a la gente corear las canciones, sino también cuando veía trabajando en equipo, con grandeza, altura y profesionalismo a La Muche.  Bueno, y ¿quién es la tal Muche? Se estarán preguntando.

La MUCHE es la abreviación o modismo chocoano para la Fundación Muchedumbre, un grupo de amigos de uno de los barrios de Quibdó, uno de los muchos parches a los cuales se pertenece y se hace individuo social la gente en Chocó. La Muche le saco la delantera a los otros parches o combos, cuando entendieron que reunirse debía servir para servir a los demás, fue así como se constituyeron en fundación y hoy son el referente más increíble de liderazgo joven, profesional y honesto en  ese departamento.

Casi todos son profesionales con cargos destacados a nivel nacional, como Juan Quejeda, Asesor del DPS; Eddy Marcelin, gerente de programa de USAID;  Pedrito, Manager en empresa de Software,; Manolo Córdoba, que a sus escasos 30 años ya es un resuelto empresario; Jose Manuel, el Médico Félix; Esseomo, y tanto más que en esta ocasión liderados por una matriarca sin hijos que asumió como alcaldesa de Quibdó, pues esa noche, Fanery Valencia, manejaba todo lo que se moviera en la ciudad, dejando claro que el nuevo liderazgo también es mujer y de lejos capaz. 

El nivel de detalle fue el mismo que una administración de ciudad desarrollada ejerce en un evento magno como este. No se dejó nada a la suerte, como no lo han hecho a lo largo de sus 7 años de vida corporativa, y como seguro no lo harán cundo decidan poner Alcald(@) o Gobernador en su tierra.  Cuando puedan vayan al Chocó y queden tranquilos, como quede yo, cuando tuve que ver el nuevo liderazgo de “CHOCÓ… LA MUCHEDUMBRE LLEGÓ”   

Cambio de Tercio

Buenaventura tendrá este año participación en el Reinado Nacional de Belleza en Cartagena como Distrito Especial, y estoy muy contento de haber ayudado a este logro junto a Vanessa Mendoza y Oscar Gamboa Zuñiga. Quienes firmamos una carta dirigida a Raimundo Angulo y la Junta Directiva del certamen, era lo menos que podíamos hacer para seguir apoyando a Buenaventura, su gente, sus gremios y la Alcaldía Distrital.  Sé que hay muchos críticos de estos eventos por razones diversas y respetables, pero es innegable que es una plataforma nacional que debe ser aprovechada para visibilizar a la olvidada y siempre golpeada Buenaventura.

Quiero dejar a los respetados críticos la siguiente reflexión: Si Vanessa Mendoza no hubiese sido reina, el país se hubiese perdido de conocer a esta linda mujer y especial ser humano, y el Pacífico se hubiese quedado sin esta voz representante que es de lo mejor de esta tierra y su liderazgo social.

Último Tercio

Si la Fiscalía continúa haciendo bien su trabajo, y además de condenar los delitos de falsificación y plagio en el caso de la usurpación de las curules afro, irían a la cárcel los implicados y las curules serían ocupadas por el candidato del partido MIO y Harold Angulo, de Poder Ciudadano, ya que fueron las listas siguientes en votación.  Harold Angulo es más conocido como Junior Jein, nuestro máximo exponente del genero urbano en Cali y Buenventura; pero no se equivoquen con este rapero, es un conocedor del tema y un luchador por la causa afro de tiempo completo.