Jue, 01/21/2016 - 08:23
El ánimo se fue caldeando en los oyentes. Claro en días recientes había circulado el video de un supuesto asalto masivo, que después desmintieron las autoridades, pero que sigue sumándose al robo y ataque al jugador Jefferson.
node
Foto: Especial para: www.90minutos.co

En días anteriores como cualquier desprevenido oyente estaba escuchando una emisora en Cali de diferentes géneros musicales, que con la conducción de varios locutores, comenzó a informar sobre unos volantes que han comenzado a circular en la ciudad, en los que se advierte sobre una serie de intimidaciones en contra de la personas que estén en parques, después de determinada hora. Es decir amenazas directas en contra de ladrones, consumidores de drogas, etc. 

Hasta ahí lo entendí como un registro informativo. Pero de un momento a otro abrieron los micrófonos y como si fuera la encuesta más normal, comenzaron a preguntarle a los oyentes si estaban o no de acuerdo en que operen grupos de “limpieza social” en la ciudad.

Y comenzó el conteo, como si fuera una promoción escogiendo el disco de la feria o algo por el estilo, a la cual se sumaron todo tipo de opiniones, y en especial de palabras de grueso calibre en contra de las bandas de asaltantes y ladrones.

Las reacciones fueron incrementándose, y de 20 llamadas 19 estuvieron de acuerdo con los grupos de limpieza social. Una consecuencia en ese momento producto de la intimidación que experimenta buena parte de la población en Cali por el incremento de los casos de inseguridad. Pero, ¿hasta qué punto legitimar en que se les asesine o masacre a los delincuentes, para que dejen su accionar, y sobre todo incitar por un micrófono para que esto se ejecute?

El ánimo se fue caldeando en los oyentes. Claro en días recientes había circulado el video de un supuesto asalto masivo, que después desmintieron las autoridades, pero que sigue sumándose al robo y ataque al jugador Jefferson. El robo en video en al pasoancho con 56.Las fotos de la gente reaccionado a otro robo en la autopista con 23.Y esta ansiedad colectiva que experimentamos de salir a la calle y en cualquier momento quedaron como dicen en al argot de la delincuencia quedar “de quietos” encañonados por un celular.

Pero de ese sentimiento de impotencia a pedir que en Cali se armen escuadrones de limpieza social, que salgan a matar delincuentes, a causar asesinatos selectivos en parques y avenidas? Fomentar que la justicia la tomen por su cuenta grupos particulares, estamos adportas a que se legitimen grupos paramilitares en la ciudad.  Que la justicia se convierta en un bien particular en el que no importen los medios para ejecutarla y muchos menos el respeto a la vida humana, es misma que la sociedad le pide a estos jóvenes que se dedican a asaltar y atentar en contra de la vida de otros por un celular.

El promover estas iniciativas de "limpiezas sociales" es bastante peligroso para una sociedad. El incitar que entre unos y otros se desate más violencia es un atentado en contra del sentido común. Y abrir un micrófono es una responsabilidad que en medio de los días que vivimos, cada día requiere de una mayor sensatez.