Vie, 10/23/2015 - 10:38
Cuando Fredy entraba al kínder, el Pibe ya había jugado el Mundial de Italia 90. Cuando Guarín comenzaba a jugar fútbol en una escuela deportiva, el Pibe se despedía del Mundial de Estados Unidos 1994, con una selección que dijo Pele, que iba a ser la campeona.
node
El Pibe Valderrama en fuera de lugar
Foto: Especial para: www.90minutos.co

Para nadie es un secreto que Carlos el Pibe Valderrama tiene un lugar privilegiado en la historia del fútbol nacional. Pero eso no le da derecho a salir a descalificar a diestra y siniestra a un futbolista,  y lo peor, después salir en los medios a retar a un jugador como Fredy Guarín.

Vaya vida paralela la de estos dos volantes del fútbol. El Pibe Valderrama quien nació el 2 de septiembre de 1961, le lleva 25 años de vida a Fredy, quien nació el 30 de junio de 1986.

Es más, el Pibe podría divinamente ser el progenitor de Fredy. Cuando Guarín nació el Pibe ya había debutado como jugador en el Unión Magdalena, había pasado por Millonarios y brillaba con luz propia en el  Deportivo Cali, mientras que Fredy lloraba en una cuna de Puerto Boyacá.

Cuando Fredy entraba al kínder, el Pibe ya había jugado el Mundial de Italia 90. Cuando Guarín comenzaba a jugar fútbol en una escuela deportiva, el Pibe se despedía del Mundial de Estados Unidos 1994, con una selección que dijo Pele, que iba a ser la campeona.

¿Qué desilusión pudo sentir a sus ocho años de edad el niño  Fredy con esa eliminación de la Selección de un Mundial, y con el posterior asesinato de Andrés Escobar producto de la intolerancia?

¿Qué pueden sentir hoy jugadores como  Radamel, James, David, Juan Guillermo y los demás integrantes de esta selección Colombia que uno de sus ídolos de infancia rete a su compañero a buscarlo y responderle?    

¿Ustedes se imaginan a estos dos señores, Carlos y  Fredy,  en medio de  una pelea callejera narrada por  el campeonísimo Edgar Perea?  Creo que nadie. Y menos un país que está buscando, con aciertos y desaciertos el perdón y la reconciliación en un proceso de paz.

La selección Colombia hay que rodearla. No es fácil seguir de largo en las gestas, si no hay ese apoyo. Hay que ir más allá de ponerse la camiseta cuando se gana, y salir a brindarles a estos muchachos y al profe Pekerman un voto de confianza. Perder con Uruguay estaba previsto, no se la gana en Montevideo desde 1973, con un gol de Willington Ortiz. El camino es largo y habrá otras caídas. Pero también la oportunidad de levantarse. "Eso de que al caído caerle, solo siembra resentimientos".

¿Qué los muchachos no están jugando igual que en las eliminatorias y el  Brasil  2014? Es algo del fútbol. Es un proceso, con altas y bajas, con líderes que se están forjando.

Pibe, nunca olvidaremos todo lo que has hecho por el país, pero es más lo que puedes hacer ahora, es el momento que líderes el apoyo a estos muchachos. Que llegue la calma y le demos a la gente, esa  que ve al seleccionado desde siempre, como su bálsamo, motivos para ser optimistas.

Pibe creo que estas en el lugar equivocado. Y estás cambiando, con todo respeto, del comercial de la "Piña Valderrama" al de la casita roja.