Lun, 07/06/2015 - 10:38
Deportivo Cali mostró buen fútbol, respeto y compromiso para lo que se viene en el segundo semestre de la Liga y su camino en la Copa. 
node
Foto: Especial para: www.90minutos.co

Ayer estuve en la doble práctica amistosa del Deportivo Cali frente a Depor F.C y el equipo del ‘Pecoso’ pinta bien para el segundo semestre.

Es claro, el Depor no es un equipo que mida el aceite para lo que se viene: Copa Águila y segundo semestre de la Liga donde defenderá el título, pero lo que se vio ayer fue agradable.

El hecho de ser campeones ya quedó en el pasado y un buen recuerdo de un equipo conformado por canteranos, pero eso es historia y no es excusa. El Cali debe prepararse como uno más grande que el semestre pasado.

En la doble confrontación, el primer equipo venció 7-1 y se vio bien. Hurtado, Palacios, Nasuti, Quintero, Valencia; Cabezas, Valencia, Candelo, Benedetti; Preciado y Murillo, fueron el once que goleó y dejó una buena impresión, especialmente en el ataque.

Aunque estaba enfrentando a la suplencia del último de la tabla en la segunda división del balompié colombiano, se vio un equipo ordenado, con propuesta y que manejaba el ritmo del partido.

El resultado fue respetuoso. A un equipo de poco nivel se le respeta con goles y los hombres que tenía, venían de ser titulares en el partido que dio la novena estrella al Cali, eso es respeto por el fútbol.

Nasuti, Candelo, Murillo, Cabezas y Preciado, seguramente no estarán de la partida en el comienzo del campeonato frente a Jaguares el próximo domingo, algunos por sanción y otros por nivel, pero están ahí para responder.

Aunque tiene una propuesta tentativa en Italia, Murillo respondió con goles y una tripleta que prendió las alarmas a los demás delanteros. Qué bonita competencia se verá este semestre entre los cuatro canteranos por quienes sean los dos titulares en el ataque azucarero.

En el segundo equipo, quienes se creen jugarán de titulares frente a Jaguares, el nivel fue de 10 puntos. La presencia de Jhón Lozano, Jhón Pérez y Jerson Zamara, quienes jugarán sus primeros minutos con el Deportivo Cali, será fundamental para lo que se quiera en el segundo semestre.

Lozano estuvo a la altura de un Mera que, poco a poco, se adueñó de la zaga defensiva y es la primera voz desde el fondo. Fue sencillo, ágil, seguro y comprometido. Le falta hablar un poco más, pero se acostumbrará.

Jhón Pérez dejó la mejor impresión. De conectarse bien con Andrés Roa, quien sigue en un gran nivel o Candelo, de permanecer en el equipo, harán una buena dupla. Pérez puede ser el ‘10’ que hace rato no tiene el Cali. Tiene un corte parecido a Martín Batalla, el argentino que tuvo las mejores pinceladas de armador en los últimos años. Marcó gol y de afianza.

El último de los debutantes, fue Jerson Zamara, el juvenil lateral izquierdo que tendrá la dura responsabilidad de suplir la ausencia de Frank Fabra y Harrison Canchimbo, quien seguramente también quedará por fuera del equipo.

La voz de Mera será fundamental para el acoplamiento del juvenil. Durante toda la práctica le habló, lo regañó y lo animó. Ese jugador, al igual que Luis Manuel Oreguela, quien jugó de lateral derecho, tienen mucha proyección para atacar y se paran bien. Hay que darles mucha confianza.

A mí el Cali de ayer frente a Depor me gustó y me gusta la mentalidad con la que se está preparando. Cuando quedó campeón me preocupó que a unos jóvenes se les subieran los sumos; pero creo que no, creo que tienen más madurez que muchos viejos del fútbol.

‘Pecoso’ hace un buen trabajo físico y táctico, pero siento que hace un mejor trabajo mental en el equipo y eso será fundamental, para por lo menos, mantenerse en la Copa Águila, torneo donde jugarán los que no estén en el mejor nivel para la Liga.

Cali debutará frente a Jaguares y hará una fiesta, y creo, tiene buena pintura y un buen lienzo para pintar bien.

PD: Andrés Pérez no jugó por tener unas laceraciones en las rodillas y el cuerpo médico prefirió aguantarlo porque “ese güevón se le tira a un tren y tampoco”.