Lun, 07/27/2015 - 18:41
Que el hombre es un animal social, es algo prácticamente reconocido por todos sin discusión alguna.
node
Foto: Especial para: www.90minutos.co

Podemos reconocer en nuestros días, distintos grupos entre cuyos individuos se van tejiendo y compartiendo distintos rasgos tácita  o explícitamente, hasta el punto que podemos segmentarlos en diversos tipos.

Ejemplo de ello, los nativos digitales y los inmigrantes digitales, grupos en los cuales podemos diferenciarla forma de relacionarse, de enviarles el mensaje adecuado por el conducto indicado, en donde podemos también predecir cual camino puede ser más “natural” para ellos a la hora de establecer redes de contacto, a través de las cuales puedan adelantar negocios, intercambiar conocimiento, buscar empleo, fomentar amistades y hasta encontrar el amor.

Cuando se piensa que incluso dichos bloques se pueden segmentar aún más, al reseñar la presencia de metrosexuales, retrosexuales, geeks, dinkys, slow y bio, para no mencionar opciones derivadas de la institución educativa a la que pertenezcan (javerianos, andinos, univallunos, etc), organizaciones no gubernamentales (juniors, rotarios, leones, aiesecos, etc), religiones (cristianos, católicos, testigos, etc), es cuando realmente se logra entender que sin importar para que tengas en mente usar tu red de contactos, más que el tamaño, lo que realmente importa es saberla usar.

Seguro habrá escuchado aquello que pregona que todos estamos a tan solo seis grados de separación, razón por la cual puede ser que siempre puedas encontrar al amigo de un amigo que es el primo del vecino que es el encargado de seleccionar al candidato adecuado para la vacante en la que usted está interesado, porque ya alguien le habrá contado que casi el 70% de las vacantes disponibles son cubiertas gracias al networking.

Con todo este maremágnum de posibilidades, ingentes cantidades de información provenientes de los distintos grupos a los cuales se pueden pertenecer de alguna manera, es preciso establecer de concebir un modelo con el cual cada uno se pueda sentir cómodo, para que gracias a la correcta puesta en marcha de  las estrategias asociadas al personalizado método, se pueda obtener un buen provecho de la red de contactos que lo podrá librar de estar en el lugar equivocado.

Dicho esto, permítame en este espacio indicar algunos elementos que sería bueno tener en cuenta en la ecuación de su modelo de gestión de networking:

1.       Marca Personal: Construir una marca asociada a ti, es una labor que se hace a diario y en la que debes prestar especial atención, para hacerlo de manera profesional y que todos tengan de ti la mejor impresión, para que así, tus contactos, estén dispuestos a apoyar una solicitud de tu parte para que te contacten con una persona que esté fuera de tu círculo natural de contactos.

¿Se atrevería a presentar a su jefe al compañero de universidad que todos recuerdan como un experto en hacer trampa en los exámenes?

En las fiestas de la empresa, ¿Sabe usted quién es el que pierde la cabeza al ingerir bebidas alcohólicas?

¿Con quién le gustaría trabajar codo con codo?

¿Con cuál de sus amigas se iría de compras?

Parecen temas triviales, demasiado básicos, pero lo de construir Marca Personal no tiene por qué ser complicado.  Sea usted mismo, pero esté consciente que cada uno de sus actos contribuye de una u otra forma en ese proceso de construcción marcaria.

2.       Dar es dar!!!: Ayudar a otras personas sin esperar nada a cambio, para generar un impacto positivo en nuestra sociedad, debería ser parte vital de su razón de ser.

Los verdaderos procesos de transformación se dan gracias a la sumatoria de las pequeñas acciones de las personas, gracias a las cuales se tejen relaciones entre los agentes involucrados, que a la larga son mucho más fuertes de lo que se puede predecir.

Haga el ejercicio de buscar a alguien que haya pertenecido a una ONG, como por ejemplo es AIESEC, de la que han hecho parte personas como Diego Molano, Director de la Fundación Bavaria, Gunter Pauli, creador de la Economía Azul, César Gaviria, ex Presidente de Colombia, o Ricardo Obregón, ex Presidente de Carvajal, para que se de cuenta como los miembros actuales se pueden dirigir a ellos o a cualquiera de sus alumni (ex miembros), con un desparpajo increíble para invitarlos a que compartan sus experiencias.

Si usted ha hecho parte de TECHO, ha participado en comedores comunitarios, sabe lo que es recolectar ropa entre sus familiares para armar mercados de pulgas, ha dictado gratuitamente una conferencia, invitó a sus compañeros a donar sangre en la unidad móvil que llevaron a la esquina o cualquier otro tipo de actividad que se le venga a la cabeza, seguro que estará de acuerdo en indicar que el nivel de fortaleza en las relaciones que se tejen entre los miembros partícipes, es muy fuerte, siempre que su participación se haya visto de manera desinteresada y auténticamente comprometida.

3.       Reputación TIC: Tecnologías de la Información y la Comunicación, o las dominamos o nos complicamos un poco la vida en eso de gestionar nuestra red de contactos.

Aquí la discusión no es si tenemos o no presencia en Facebook, Linkedin, Twitter, Slideshare, Youtube, para tan solo mencionar algunos entornos, sino que es si estamos conscientes que también tenemos redes de contacto y una reputación que vigilar en Whatsapp, Telegram, Tango, Line, Viber, Zello, Skype, Instagram, Google +, Soundcloud, Eventbrite, Flipboard, Tappsi, Easy taxi, Blackberry Messenger, así como cuando se envían comentarios o post en blogs, fan pages y/o en sitios web (piense si alguna vez ha leído los comentarios de la gente tras leer un artículo y cual imagen se hace de los autores de los mismos).

Se escucha a muchos decir que no estamos hechos para funcionar en modo multitarea, otros tanto decir que las mujeres sí pueden, así como otros tanto señalar que los jóvenes, sin importar género, trabajan en “Multitask Mode”, pues bien, usted escoja la alternativa que prefiera y póngase manos a la obra en eso de crear Reputación TIC (sí..ya sé que muchos dirán que es Reputación Digital), cuidando los detalles y generando contenido de calidad.

¿Cuál es la foto de sus perfiles públicos?, ¿Qué imagen transmiten de usted dichas fotos?

Le gusta tomarse fotos por todo y compartirlas, pues bien, cada quien con sus gustos, pero por favor intente no publicar la foto de la vergüenza. Preste especial atención en no salir bebiendo en dichas fotos, quizá no sea una buena idea al momento de ir a buscar un nuevo trabajo, toda vez que es posible que cuente con la mala fortuna que el seleccionador sea un experto en escudriñar en las redes sociales, las vea y no se haga la mejor de las impresiones de usted gracias a dicho tipo de escenas.

¿Tiene entre sus contactos de PIN o Whatsapp a por lo menos uno que se le pase enviando chistes subidos de tono?.  ¿La imagen que tiene de esa persona es igual de buena que la de quien comparte artículos directamente direccionados con un: “amigo, esto es interesante para lo que tú haces”?

En Twitter, ¿sigues a lo que publican hasta cuando van al baño, o a los que comparten contenido interesante?

Le gusta escribir, aportar puntos de vista que pueden enriquecer a otras personas, fabuloso!!!, entonces considere compartir sus apreciaciones en un blog, sitio web, Twitter, Slideshare o en el entorno con el que usted se sienta cómodo, teniendo siempre presente que el problema del contenido hoy en día, como diría Ricardo Arjona, no fue hallarte, el problema es olvidarte.

En muchos sitios empieza a decirse que no tener el curriculum en Linkedin es como no existir.

Estar en esta red profesional, es una clara invitación que debería positivamente aceptarse, entendiendo que deben prevalecer normas de comportamiento básicas como la de no hacer solicitudes de contacto a diestra y siniestra, las fotos o comentarios fuera de contexto son mal vistas, es ideal tener un perfil completo, con recomendaciones de tus contactos, participar activa y constructivamente en grupos de interés con contenido valioso y digno de ser compartido, teniendo siempre en mente que a mediano y largo plazo estará siempre gestionando su red de contactos profesionales en este espacio de exposición mundial.

4.       Seguimiento Activo: Trace una meta sencilla. Contacte al menos una persona al día.

Restando fines de semana y feriados, se podrían contactar al menos 200 personas al año, que tendrán el claro mensaje que indica que el interés de intercambiar ideas y experiencias positivas es real.

¿Conoce personas con 800 ó más amigos en Facebook o Linkedin?, o quizá ¿ha visto personas cuyas cuentas de Twitter registran más de 10.000 seguidores?.

La obsesión en redes sociales no debería centrarse, bajo ningún concepto, en tener miles de amigos o seguidores sino realmente en poder tejer una red de contactos con las que pueda compartir contenidos y experiencias interesantes, construir una reputación que los sitúen de forma natural como un referente en X o Y tema, de tal manera que al momento de requerir acudir a su red pueda encontrar eco y por supuesto, un sinnúmero de personas de su red dispuestas a demostrarle una vez más que no importa el tamaño sino como la usa.

Tenga siempre presente que nadie es irrelevante, que toda acción tiene una reacción, que todos los días se teje y fortalece la red, que es importante estar consciente de la estrategia personalizada que va a implementar en el crecimiento y/o fortalecimiento de su red de contactos y, por último, como dicen muchos, quizá usted no sepa hacer arepas, pero si es muy importante saber donde hacen las mejores!!.

Nos contactamos??