Dom, 05/10/2015 - 15:29
Cada día es menor la innovación en temas de consumo y más recurren las industrias a desempolvar del baúl de los recuerdos esas sensaciones de nuestra niñez o juventud que quedaron ligadas a objetos, programas o personajes, pero que en muchos casos nos dejan desilusionados.
node
Henry Ríos noticias tecnología nueva serie Goku, aplicación para ver edad How-old.net, remakes y reboots

¿Recuerda usted la segunda entrega de la clásica película “De regreso al futuro”, donde Marty McFly esta vez sí viaja al futuro? Pues esta sería la mejor analogía para definir el sentimiento que se está apoderando del mundo entero: la nostalgia.

Y es que al igual que McFly, hemos llegado a un 2015 donde gracias a los avances de la ciencia gozamos de tecnología, incluso mayor a la que vemos en la película (a excepción de las zapatillas que se amarran solas, aunque Nike ya tiene un prototipo que llamó Nike Air Mag y que sería lanzando este 2.015, y la patineta voladora, que también ya tiene sus avances); y de moda menos estrambótica. ¡Gracias a Dios!

Pero, pese a todo lo que tenemos actualmente, somos como el personaje interpretado Michael J. Fox que anhela aquello que dejó atrás. Sentimiento que la industria ha sabido aprovechar y explotar para atiborrarnos de productos y contenido.

Tal es el caso del cine, industria en la cual los términos de ‘remake’, ‘reboot’, ‘revamp’ y ‘spin-off’ han tomado tanta fuerza que me arriesgaría a afirmar que, si bien no es la gran mayoría, gran parte de la producción actual de cine comercial de las grandes casas podría clasificarse con alguno de los anteriores términos.

Esta tesis se podría comprobar con solo ver la cartelera de próximos “grandes” estrenos en donde encontramos títulos como Star Wars: el despertar de la fuerza, Jurassic World, Terminator: Génesis, Mad Max: furia en la carretera, por incluir algunos nombres.

Muchas de estas nuevas cintas llegan con significativos cambios en sus líneas argumentales o personajes, a fin de refrescar un poco la cosa y no caer en la mera repetición.  Ejemplo de ello es la popular película de los 80, Los Cazafantasmas, que llegará para el 2.016, pero con un equipo conformado solo por chichas. (Creo que ‘Pegajoso’ no es el único ya al que se le chorrea la baba)

Pero, a mi consideración, y si se trata de fantasmas, ninguna película podrá superar la ópera prima de la periodista Carmenza Libreros, quien hace un par de semanas incursionó en el cine con su corto “El fantasma de Telepacífico”, una especie remake fusión de 'Actividad Paranormal' y 'Ghost: el fantasma del amor', que narra la historia de un espíritu que atormenta a los trabajadores del canal pero que al final se enamora de la protagonista, quien con sus frases de cariño logra domarlo hasta el punto de hacerle abrir y cerrar las puertas a su antojo.

Tal fue el impacto que tuvo el corto en redes sociales que incluso llegó a ser noticia en los más importantes medios del país, lo que dio pie a que pocos días después se lanzara una secuela de la historia bajo el título de ‘El fantasma de Telepacífico: ¡Guzmán, Guzmán, volvió a aparecer!’

Vea el video donde se unen ambas entregas y juzgue usted mismo.

 

 

El supuesto "fantasma" de telepacifico...

Posted by A lo bien ? on Sunday, 3 de mayo de 2015

 

Incluso, después del éxito de su video en Youtube, que ya suma más de 70.000 visitas con tan solo 10 días de lanzamiento; se sospecha que Columbia Pictures estaría considerando vincular a Libreros como directora de efectos especiales en la cinta del nuevo equipo de femenino de “Ghostbusters”. ;)

Pero volvamos al tema, y es que no solo el cine se ha dejado tentar por hacer de la nostalgia su estrategia de venta. En televisión es muy común ver cómo novelas y series regresen a la pantalla después de años o décadas. O ¿quién no recuerda la novela ‘Pasión de Gavilanes’(2.003) “remake” de ‘Las aguas mansas’ (1.994)?

Con respecto a esto y saliendo solo un poco del tema, otra vez, no es raro tampoco encontrar en los canales mexicanos versiones de novelas colombianas que van desde ‘La Potra Zaina’ o ‘Las Juanas’, hasta más actuales como ‘Nuevo Rico, Nuevo pobre’.

Esperemos que no se les ocurra nunca hacer un remake o reboot de ‘Padres e Hijos’. No le deseo a los ‘manitos’ los 16 años de amoríos de Daniela (Ana Victoria Beltrán) que yo tuve que sufrir. Esas son de esas cosas del pasado que no me generan ni poquito de nostalgia, incluso, ya se me había olvidado. ¡Gracias por hacerme recordar! >.<

Sin embargo, para ser más actuales, más ‘geeks’ y teniendo en cuenta que el pasado 9 de mayo fue oficialmente declarado el ‘Día de Gokú' (investiguen por qué), el anuncio que colmó las redes sociales en los últimos días fue el lanzamiento de una nueva saga del equipo de guerreros liderados por el saiyajin, quienes volverán a la pantalla chica después de 18 años.

Esta entrega llamada ‘Dragon Ball S’ fue anunciada pocos días después del lanzamiento oficial de la nueva película ‘Dragon Ball Z: la resurrección de Freezer’. Sí, el mismo personaje que casi nos causa una hernia en el colon de tanto pujar, vuelve a causar lio. Espero que esta vez sí lo dejen “congelado”. También espero que la nueva fase supersaiyajin de Gokú no incluya tanto pelo al estilo Sonic X, porque de lo contrario no voy a saber cuál de los dos es el erizo.

Ya que hablamos de videojuegos y para mostrar un último ejemplo de cómo el culto a la nostalgia ha invadido nuestras vidas, les cuento que hace sólo un par de días conocí del proyecto para crear una consola llamada Retro VGS con la cual se podría jugar con videojuegos de hace más 20 años, pero con cartuchos o casetes propios de dicha consola. Como los emuladores que muchos tenemos en nuestros computadores, celulares o tabletas para jugar Pokemón o Super Mario.

Investigando sobre el tema, me vengo a desayunar apenas que en el 2.013 fue lanzada al mercado una consola que sí usa los casetes clásicos de la NES o Family (versión que muchos llegamos a tener), el Supernintendo, la Génesis o la GameBoy.

La Retron5, así se llama, tiene un costo de 159 dólares, un precio moderado por el placer montarse en el DeLorean de los videojuegos y retroceder varios años atrás en materia de diversión.

Y si usted se pregunta cómo podrán los gomosos de lo retro conseguir los juegos, pues le cuento que empresas como GameStop.com le están apostando a la comercialización de estos. Sin embargo, estos sí son “cariñosos” si pretende usted comprarlos como nuevos. Tan solo Super Mario Bros alcanza los 1.300 dólares en tiendas como Amazon.

En conclusión, cada día es menor la innovación en temas de consumo y más recurren las industrias a desempolvar del baúl de los recuerdos esas sensaciones de nuestra niñez o juventud que quedaron ligadas a objetos, programas o personajes, pero que en muchos casos nos dejan desilusionados gracias a las actualizaciones o adecuaciones con que vienen las nuevas versiones, para que calcen con la contemporaneidad, haciéndonos sentir que “todo tiempo pasado es mejor”.

Lo único que nos queda a muchos nostálgicos y amantes de lo retro, en estos casos, es esperar la llegada de Marty McFly (que según la película sería el próximo 21 de octubre) para tomar el DeLorean prestado y volver a nuestros “años mozos” y no terminar, de pronto, viendo la nueva película de Las Cazafantasmas (ojalá con efectos “Made in Cali”) pirateada en Betamax.

 

Como recomendación:

Si, de pronto, el leer todo esto le hace sentir viejo, le cuento que esta semana Microsoft lanzó una aplicación web llamada How-old.net, donde usted podrá medir qué tan viejo se ve.

Eso sí, no puede ser del todo confiable si cuando subes tu foto resultas con 4 supuestos años más que Amparo Grisales, a pesar que de apenas lleves un cuarto de siglo en el mundo, en contraste con la actriz, quien hizo su debut en la televisión en 1.972 con el papel de Eloísa en la novela ‘La María’, cuando a duras penas pensaban en procrear a tus procreadores y que hoy en día vendría siendo de esos personajes que le generan nostalgia a mi abuela y, por qué no, a mi bisabuela, quien aún vive.

Comparación entre una foto mía y una de Amparo Grisales con How-old.net