Dom, 05/31/2015 - 00:22
Es que no me quiero imaginar lo que le podría pasar a uno de invocar a un espíritu “en sus días”. Creo que sería poco que en las noches venga y le jale a uno las patas. Yo la entendería. Tras de estar con cólicos, vienen otros a joderte la vida. O la muerte. ¡En fin! Como se llame la existencia en el más allá.
node
Henry Rios blog sobre la estrategia charlie charlie de warner bros y #Estoyconpacho

Esta semana un  supuesto ritual se apoderó de las redes sociales y posteriormente del mundo. Se trata de un tal #CharlieCharlieChallenge, un reto que se practicaba haciendo uso de un lápiz y una hoja de papel, que servía como tabla güija, con la cual se invocaba a un supuesto espíritu que respondía a las preguntas de quienes lo invocaban, “moviendo” el lápiz sobre las palabras sí y no escritas sobre el papel.

El reto se convirtió rápidamente en un fenómeno que llegó principalmente a las escuelas, donde pasó de ser un simple juego a un problema para las autoridades, ya que muchos niños que practicaron el ritual presentaron serias afectaciones, en pocas palabras, “como si estuvieran poseídos”.

Por esto fue necesario crear campañas del tipo “Yo no juego con Charlie” que fue adelantada por la misma Policía Nacional. 

Sin embargo, lo que más intrigaba, sobre todo a los medios, eran dos cosas: por qué se movía el lápiz y de dónde salió el reto. Frente a lo primero hubo muchas soluciones desde lo racional: las propiedades magnéticas del grafito, el aire de quien hablaba frente al juego, que impulsaba los lápices o la inestabilidad de estos. Con esto hubo suficiente para poder darle una explicación desde el “más acá” al extraño fenómeno.

Pero lo que seguía sin conocerse era su origen, hasta que la Warner Bros lanzó un pequeño tráiler de 9 segundos que le dio a los medios un aparente pista. En el video se escucha a una persona jugarlo y, posteriormente, hay una escena de la supuesta manifestación de un espíritu. Se trata de un tráiler de su próxima película: La horca.

Vea el video.

Aún con el video, en mi opinión eso no era del todo contundente para afirmar que WB estaba detrás del fenómeno que había “poseído” a miles o millones de personas en el mundo. Bien habría aprovechado la ocasión, ya que cada mes sale una o varias películas de terror, para promocionar la suya.

Mi argumento, entonces, era que el video se veía muy simple: habían grabado el video de alguien supuestamente haciendo el dichoso ritual y le habían pegado partes de la película para completarlo. A esto le sumaba que el tráiler había aparecido un par de días después de que el reto de Charlie Charlie hubiese hecho metástasis en las redes.

Pero mi argumento se vio derrumbado por un segundo y verdadero trailer de la película en el cual se mostraban escenas muy completas de la película y, para para el malestar de mi ego, se usaba la famosa invocación. Eso sí, sin el uso del lápiz y más en una actitud de desafío por parte de quien le invocaba.

En fin, miren el tráiler.

Ante esto no me quedó más remedio que tragarme mis palabras de confrontaciones que tuve con diferentes personas sobre el caso y aplaudir, si es el caso, la gran estrategia de mercadeo que se mandaron para un película que les apuesto no llegaría ni a la mitad de lo que han sumado películas como Rápido y Furioso 7 o Los Vengadores: Era de Ultrón en su primer fin de semana en cartelera. Con esto tal vez aseguren un mayor recaudo. Sin embargo, aún me quedan dudas sobre el verdadero origen del supuesto ritual.

Es que, aunque el reto del Charlie Charlie, en caso hipotético, haya sido promovido por Warner Bros, es más que seguro que la casa cinematográfica no creó el juego, pues existen pruebas de que el juego ya tiene sus años.

Una de ellas es un video subido en Youtube en junio del 2014, donde un par de chicos mexicanos unen seis colores para formar un rectángulo en el aire, y al preguntar “Charlie, Charlie. ¿Podemos jugar?” si los lados más largos del rectángulo se doblan hacia afuera, sería sinónimo de que la “entidad” ha dado una respuesta. Aunque el hecho de que los jóvenes deban sostener los lápices en el aire, enfrentándolos entre ellos, es casi lógico que el resultado será que en un momento dado los colores se dobles ante la fuerza que ambos están ejerciendo sobre ellos para mantenerlos unidos.

Lo otro que me lleva a pensar que esto no tiene nada de nuevo lo encontré en mis recuerdos de colegial. Durante mis años de estudiante de pantalón verde caña y camibuso vi a muchos estudiante jugar algo similar al reto de Charlie, pero que se invocaba a “Cupido” y en vez de lápices se usaban monedas de 50 (ha de ser por lo pelados que andábamos en esos días) que se tiraban y según como cayeran: caras, sellos o combinadas, las respuesta sería Sí, No o Tal vez.

Aunque esto último de preguntarle a un espíritu si está y que te responda que no es bastante tonto. Ya que el hecho de responder implica que ya “está allí”. Es como cuando la mamá de uno lo despierta para preguntarle si ya está dormido y uno responde que sí, aunque realmente ya no lo esté.

Y es gracias a esto que, si realmente existe una entidad paranormal detrás de esto, sería entendible su reacción. Es que si yo fuera un espíritu errante del más allá y me llaman del más acá para hacerme preguntas estúpidas, lo mínimo que haría sería ahorcarlos. ¡Eso! Como en la película de Warner Bros.

Ahora bien, si se descubriera que Charlie es el espíritu de una mujer, lo primero que debería uno preguntarle es: “Charlie, Charlie. ¿Estás con Pacho?”.

Es que no me quiero imaginar lo que le podría pasar a uno de invocar a un espíritu “en sus días”. Creería que sería poco que en las noches venga y le jale a uno las patas. Yo la entendería. Tras de estar con cólicos, vienen otros a joderte la vida. O la muerte. ¡En fin! Como se llame la existencia en el más allá.

Esto me recuerda a otros que no les habrán jalado las patas pero ojalá les hayan jalado las orejas. Se trata de los community managers del Centro Democrático.

Y es que gracias a su “genialidad” antes de que el #CharlieCharlieChallenge se robara el show en redes sociales, #EstoyConPacho era una de las principales tendencias a inicio de la semana.

¿Pero qué hizo que la etiqueta #EstoyConPacho se volviera tendencia si el hashtag, al igual que el reto de Charlie, es un invento del pasado?

Al parecer, la razón sería que ésta se convirtió en una burla de alcance nacional. Pues para esta ocasión decidieron tomarse fotos con un marco con la etiqueta en la parte superior y entre las primeras fotografiadas estuvieron María Fernanda Cabal y Paloma Valencia.

Vean las fotos.

 

 

Y como es bien sabido, ambas gozan de tener un carácter explosivo y arribista o “uribista” (es sinónimo de las anteriores). Y  lo que creyeron los “CM” del “CD” que era la estrategia del siglo, se les convirtió en esto:

 

Igual, a ‘Pacho’ Santos ya no es raro que lo cojan de “destrabe”. Pero este ejemplo sirve para comparar el caso de éxito de Warner Bros que, aunque aún hay esquirlas de duda en mí,  se habría jalado una estrategia del carajo para una película de 5 pesos, frente a una mala salida en público de un político que se muestra como la solución seria a los problemas de Bogotá, a quien le salió todo al revés. ¡Así como al parecer lee los periódicos!

 

Capsulita geek

Hablando de Warner Bros de verdad que están llevados del demonio en argumentos para sus películas. Esto lo digo por su más reciente estreno. Terremoto: La falla de San Andrés. (¡Y qué falla!)

En mi opinión es la misma 2012: el mismo argumento del matrimonio divorciado que se enfrenta ante un evento apocalíptico que los une, en menor geografía y con la vinculación Dwayne ‘The Rock’ Johnson y dos mujeres con un gran par de... ojos (no piensen mal), como para darle un atractivo distinto. Pero es lo mismo. Incluso uno de los científicos que logró predecir el fenómeno también muere. Como en 2012.

Me decepcionó  también que el Señor Fantástico se muriera cuando le cayeron los contenedores encima ¡Si él es elástico! :P

En fin, esperemos que no terminen preguntándole  a Charlie de qué deberían hacer su próxima película.