node

 

A proteger las zonas de ladera


El Plan de Ordenamiento Territorial -POT- de Cali posibilita construir en las laderas de Cali como una medida preventiva para ordenar el territorio y detener un poco la invasión de éstas áreas que no hemos podido erradicar por incapacidad técnica, logística o política.

Inicialmente rechacé la noticia, pero luego reposadamente y revisando documentos de principio de siglo, obviamente del XXI, empecé a entender la medida.

Construir sí pero con baja densidad y dejando áreas de conservación, es la forma que podemos proteger dos servicios ambientales que no tienen precio: la regulación de caudales de las quebradas y ríos y las zonas de recarga de los acuíferos subterráneos de la zona plana.

Si protegemos las laderas de la urbanización sin control estamos regulando el endurecimiento de la corteza y así estaríamos manteniendo la capacidad de infiltración de éstas zonas.

Al construir sin control en las laderas de Cali nos quedaremos sin agua, ni la superficial y mucho menos la subterránea, y la zona construida colapsará por la falta de infiltración del agua que le otorga plasticidad al terreno.

Es importante monitorear que el POT de Cali no se convierta en la carta de sentencia de la ciudad, sino en un plan a mediano plazo que logrará sostener nuestro entorno.