Mar, 11/17/2015 - 07:10
El problema comienza cuando después de varios encuentros y situaciones repetidas, la relación erótica se va transformando en una relación afectiva y ellos tienen que tomar una decisión importante: Qué hacer al respecto.
node
Extra: “¿Se le mide a tener sexo en la primera cita?”diana serna
Foto: Especial para: www.90minutos.co

Esa es la inquietante pregunta que una mujer pone en una revista, en un clasificado con el que busca cumplir una fantasía erótica. Según ella, si les cuenta la fantasía a sus amigas, ninguna volvería a hablarle jamás. Un hombre responde a la convocatoria y se encuentran en un hotel. El compromiso inicial es tener encuentros semanales sin mencionar nombres ni cosas personales.

Ella se llama "Ella" y él se llama "El". Ni el trabajo, ni la familia, ni los problemas personales o los amigos caben en esta relación.

El problema comienza cuando después de varios encuentros y situaciones repetidas, la relación erótica se va transformando en una relación afectiva y ellos tienen que tomar una decisión importante: Qué hacer al respecto.

Desde mi punto de vista, no es posible que exista una relación reiterada de piel sin que se enrede en ella algo –o más bien mucho- del alma. El experimento es peligrosísimo. Se puede salir de él muy lastimado, pues en el momento en que uno de los dos se enamora, todo se viene abajo.
En esta sociedad dominada por la soledad y las cosas triviales, vivimos sometidos por un miedo pánico al amor. Al compromiso. A encontrar ESO que estamos buscando. Y muchas veces al encontrarlo, salimos corriendo haciendo un despliegue absurdo de cobardía muy propio de la incredulidad de seres humanos en lo que se adivina “perfecto”. Pero eso es lo que pienso yo. Usted puede divinamente pensar distinto; y se lo respeto.

Más allá del morbo que pueda despertar el título, “Una relación pornográfica” (Une liason pornographique), puede dejar a la gente gratamente sorprendida o muy decepcionada. Dependiendo de la expectativa con la que usted vaya al teatro. La puesta en escena de esta obra de Philippe Blasband está -por obra de la coincidencia-, en manos de dos miembros destacados en mi corta lista de actores favoritos de la televisión colombiana: Patrick Delmas y Marcela Carvajal. Y al tenerlos al frente confirmo una teoría: ambos tienen unos ojos preciosos. Transparentes. Pícaros. Bondadosos.

Patrick Jean Delmas nació en París pero es colombiano por amor desde 2012. –Necesario es para mí, contar que el día en que tuvimos la rueda de prensa, justo cinco minutos después de que me lo dijo, me enteré de los duros acontecimientos que hoy conmueven al mundo y no tuve corazón para mencionárselo-. Medio país se enamoró de su personaje de Michel Doinel en la recordada “Betty la Fea”. Ama a Cali entrañablemente, pues María Fernanda Cortés, la mujer que se le robó el corazón hace dieciocho años, le enseñó a bailar salsa y lo enamoró de nuestra patria, es caleña.

Es un hombre que a mi modo de ver, habla cantando. El acento francés del que no ha podido desprenderse, tiene una cadencia encantadora. A Patrick le encanta la salsa, muere por los libros y conversa maravillosamente. Después de dos minutos de oírlo hablar, a uno se le olvida que es uno de los hombres más atractivos de la televisión para quedar atrapado por su encanto. Es súper pilo.

El desparpajo de Marcela Carvajal es delicioso. Es una mujer supremamente atractiva. Su sonrisa ilumina la conversación. Casada con Alberto Gaitán y madre de dos hijos, vive enamorada de la Cali que describió Andrés Caicedo y adora caminar descalza en nuestro clima caliente. Es más colombiana que decirlo dos veces. Nació en Bogotá y la mitad de su ancestro es paisa –“Mi Carvajal es de la zona cafetera y mi Valencia es de Cali, vé.- aclara de forma jocosa. Estudió sicología porque se enamoró del sicoanálisis y porque en su casa le decían que el arte dramático “era para morirse de hambre”. Y confiesa que el peor oso de su vida actoral lo vivió en “Monólogos de la vagina” en una escena intensa y dramática en la que describía una violación y se atacó de la risa, sin poder parar. Y sin duda alguna, todo Colombia amó odiarla como Alejandra Maldonado en la telenovela “Hasta que la plata nos separe” hasta que al final, nos enamoró.

Ambos actores –no me imagino a otros-, son el contrapunto perfecto de la melodía llamada "Una relación pornográfica", dirigida por Felipe Cano, que tendrá su única función en Cali el 19 de noviembre y usted simplemente NO se la puede perder.

Aunque existe una química innegable entre ellos, Marcela y Patrick son tan sólo amigos desde hace 15 años y han descubierto mucho de sí mismos y de sus parejas a través de la obra. Ambos están de acuerdo en que a partir de la piel se puede crear una relación romántica porque ya "lo más complicado está solucionado". Para Patrick un beso es lo más íntimo que existe. Aunque anota que en la actuación los besos son falsos y completamente impersonales y que con veinte personas alrededor, no se “emociona” jamás. Para Marcela, más allá de la "genitalidad" -y Patrick protesta por la palabra- debe existir un gusto por el olor, la proximidad y la piel del otro.

La música de la obra es original de Daniel Velasco, compositor colombiano de bandas sonoras, miembro de ASCAP, con un importante background de estudios de jazz. Trabaja para grandes proyectos en Hollywood y para canales como History Channel, City TV y Caracol TV. Es una banda sonora que Marcela define como “Jazz urbano” y la protagonista principal, es la batería.

La gente debe ver "Una relación pornográfica" porque es una obra de reflexión que va mucho más allá de lo que el nombre revela. Plantea preguntas como: ¿es posible tener una relación en donde uno solo ponga el cuerpo sin que aparezcan los sentimientos, o estos llegan inevitablemente? ¿Es preferible tener recuerdos de un periodo sumamente intenso, o una relación que dure toda la vida pero cuya intensidad se consuma rápidamente? ¿Puede una relación sexual, convertirse en amor puro? Y ¿si aparece el amor, está uno dispuesto a afrontar ese cambio?

Pero… ¿qué clase de amor puede colarse en una relación pornográfica? Solo puedo pensar, parafraseando el resumen de la obra, que el amor más auténtico es el que aparece de golpe donde uno menos lo espera. Donde ni siquiera se lo imagina. Y cuando aparece… sin avisar… ya es demasiado tarde para echar atrás.

UNA RELACIÓN PORNOGRÁFICA

Lugar: Teatro Jorge Isaacs

Fecha: Jueves, 19 de Noviembre

Hora: 07:30 PM.

https://www.youtube.com/watch?v=9TDOg1i0rMU