Vie, 06/19/2015 - 11:13
PD: Ayer JJ Miranda le pedía a James que mirara su alrededor y se diera cuenta que no estaban solos, que nunca lo han estado. Hoy yo le pido a James que el domingo coja una y se vaya solo, en él estará la llave del gol.
node
Foto: Especial para: www.90minutos.co

Contra Perú la historia dice que todo deberá ser diferente, a Perú no se le gana de camiseta, se le gana con algo que queda debajo de la pantaloneta.

Colombia ha cometido el gravísimo error de creer que su camiseta tiene historia y por eso ante Venezuela se llevó un problema que hoy lo tiene en la cuerda floja para clasificar a la siguiente ronda en Chile.

Los ‘incas’ le tienen respeto a los colombianos y por eso, de los 14 partidos que se han disputado en una Copa América, le ha ganado en 7 ocasiones.  El 50 por ciento de las veces y Colombia, cree que el domingo ganará de camiseta.

Los dirigidos por José Néstor Pékerman, a mí parecer, deberá dejar que la camiseta se infle en el equipo contrario, así le fue bien contra Brasil y puede no llevarse otra sorpresita.

Frente a Venezuela se veía en las caras. Un James que miraba por encima, un Falcao que, aunque con nervios, pisaba más duro que los que calentaban al otro lado. Y no digo que eso no se deba hacer, eso es parte del fútbol, pero a los vecinos se les miró desde una ventana muy alta y el golpe fue más duro de lo esperado.

Pero contra Brasil la tónica fue distinta. Quizá la derrota en la primera fecha fue la culpable, no sé qué hubiese pasado si le hubiéramos ganado a Venezuela, Neymar sería un jugador de barrio; pero la actitud fue distinta y se cantó el himno con la voz más delgada.

Y el resultado se vio. Se sabía que el fuerte era el de al frente y que Colombia era el David que iba a buscar darle duro a Goliat. Ahora, el papel deberá ser el mismo. Perú es el Goliat de Colombia. David deberá seguir buscando la piedra con qué derrotarlo.

Una victoria lo meterá en la segunda ronda y dependiendo del resultado entre Brasil y Venezuela, le permitirá no pensar en Argentina en cuartos. Sin embargo, el partido va a ser más difícil de lo que muchos creen.

Entre las cuentas de algunos estaba ganarle a Venezuela, perder con Brasil y asegurar con Perú. ¡No! Perú tranquilamente nos puede asegurar a nosotros.

Aunque su partido con Venezuela no fue el mejor, es un equipo con una delantera muy fuerte y rápida por los costados. Ah bueno, no tan rápida como la colombiana y la delantera, no tan efectiva como la cafetera, pero saben hacer daño y vuelve Farfán.

En conclusión, Colombia no debe permitir que su camiseta se infle contra Perú. La mejor estrategia será dejar que sean ellos los que miren desde arriba para aprovechar la mejor oportunidad y resolver el partido.

Esta vez la clave no será un Sánchez insistente, sino un James y un Cuadrado más aplicados y juiciosos a la hora de atacar. Será de mucha concentración atrás y mucha velocidad arriba, aprovechando la primera opción para no depender de los últimos minutos.

PD: Ayer JJ Miranda le pedía a James que mirara su alrededor y se diera cuenta que no estaban solos, que nunca lo han estado. Hoy yo le pido a James que el domingo coja una y se vaya solo, en él estará la llave del gol.